La evangelista ambiental

Katharine Hayhoe, reconocida científica dice que se ha confundido la política con la fe

  • Afirma que si realmente se creyera en lo que dice la Biblia, los cristianos estarían al frente del calentamiento global.
  • Impulsa a recapacitar como hijos de Dios ante el cambio climático y hace un llamado a ser más responsables con la creación.

 

Katherine Hayhoe, es una científica atmosférica nombrada en abril del 2014 como una de las 100 personas más influyentes del mundo. En ese año fue la consejera científica de la Red Evangélica Ambiental y directora del Centro de la Ciencia del Clima en la Universidad Tech de Texas, Estados Unidos. También es co-autora del libro: Un clima para el cambio: Hechos sobre el calentamiento global para decisiones basadas en la fe, libro que tuvo un gran impacto científico.

 Hayhoe creció en Canadá, un país donde el abismo entre fe y ciencia no es para nada  profundo como lo es en otros países. Creció en una situación muy única en la que su padre no era solamente un líder en la iglesia, sino también un científico. Ella se describe a sí misma como una portavoz con una meta principal que es traer conocimiento público a la simple verdad, afirmando que el debate científico ya ha pasado, y ahora es momento de que todos como hijos de Dios tomen acción.

En una entrevista para algunos medios de comunicación Katherine expresó: “Siento muy fuertemente que los argumentos que suenan religiosos y los argumentos basados en la fe que tratan sobre el cambio climático, son una cortina de humo que enmascaran el problema real: Evangélicos negando el cambio climático. ¿Por qué?, ¿Por qué hay tantos cristianos evangélicos que no ven el cuidado de la creación como una prioridad?, expresó Hayhoe.

La científica cree que la razón por la cual estos argumentos prevalecen es porque entran a ser ideas premeditadas cuando la gente oye algo y lo acepta rápido sin pensar antes si tiene sentido o no. Lo compara a los políticos que invocan a Dios cuando dicen que el cambio climático no es real. “Si realmente creyéramos lo que dice la Biblia, nosotros, los cristianos evangélicos, estaríamos al frente de este asunto, tal como los cristianos evangélicos estuvieron al frente de la esclavitud y los derechos civiles”. “Pero al mismo tiempo, había muchos cristianos que estaban del otro lado en los asuntos de esclavismo y derechos civiles, esta es la situación que tenemos hoy en día”, dijo la canadiense.

LA CIENCIA COMO UN LLAMAMIENTO

Hablando sobre ver la vida como un ministerio, Hayhoe compartió sobre su entorno espiritual en diversas entrevistas. Comentó que sus padres son misioneros, y su esposo es pastor y autor cristiano. Así que durante los últimos años, ha tenido que superar un prejuicio que tenía, que lo que hace no es predicar el Evangelio como sus padres o esposo, sino que lo hace por vocación.

“Aunque me dado cuenta que estoy haciendo lo que Dios me ha llamado a hacer., lo que hago no es fácil. A menudo es frustrante y a veces hasta da miedo. Frecuentemente me siento como uno de esos profetas del Antiguo Testamento, mirando al mundo de nuestro alrededor y diciéndole a las personas que algo mal va a venir si no cambiamos nuestras formas; y sufro todo tipo de abuso de parte de la gente como resultado, que desean que simplemente me calle para que no tengan que oírlo” resalta Katherine.

Hayhoe afirma que tristemente, los cristianos como seres humanos oyen a alguien decir algo de lo que están convencidos que no es verdad y su primer instinto es atacar. “Eso explica porque una gran parte de la gran proporción de comentarios negativos, correos de odio y el abuso que recibo a través del Twitter y Facebook proviene de personas que se auto-identifican como cristianos.” “Esto es muy triste, sin embargo, aquí está el problema. ¿De dónde estamos obteniendo la idea de que la ciencia es falsa?, argumenta la estudiosa.

 Katherine sostiene que esas ideas no se originan de los pastores o líderes cristianos (aunque piensa que muchos sí propagan esas ideas), sino que  son los medios de comunicación conservativos, que tienen valores y una ideología con la que muchos evangélicos están de acuerdo y en la que confían, que lo que están diciendo es real. “La Biblia dice en Génesis que a nosotros, los humanos, se nos dio la responsabilidad sobre todas las cosas creadas en este planeta. Habla de cómo las decisiones tienen consecuencias, y como estamos llamados a amar a los demás como Cristo nos amó a nosotros y al no preocuparnos por nuestras generaciones, estamos fallando a todo eso.”

Muchas cosas que señala la Palabra son compatibles con cuidar de la creación que Dios ha encargado y encomendado a sus hijos, pero aún más, es cuidar de los demás que están siendo lastimados por las acciones negligentes de muchos. Es tiempo como seres espirituales de hacer conciencia sobre qué estamos haciendo para ayudar al planeta, no se trata solamente de pensar en que algún día todo lo que nos rodea se acabará, sino en considerar el impacto de nuestras acciones en las generaciones venideras que tendrán  mucho menos en el futuro.


RELATED POST

COMMENTS ARE OFF THIS POST