Venciendo El Rechazo

Debes vivir la relación con Dios a través del Espíritu Santo el cual te protege, te da libertad y una relación con Dios viva, eficaz y constante.

Jesús vino para vencer el rechazo y que seas  acepto por Dios. El vino pero no fue reconocido “A los suyos vino y los suyos no le recibieron” Juan 1:11, tuvo que irse a Egipto fue perseguido y tuvo que huir, sus parientes tampoco creyeron en él, Jesús conoció el rechazo y lo experimentó aún en la cruz “Cerca de la hora novena, Jesús clamó a gran voz Elí, Elí, ¿lama sabactani? Esto es Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?” Mateo 26:46

Vemos como Jesús sufrió la maldición del rechazo, sufrió y pasó por todo lo que hoy tú tendrías que pasar. Hay una crisis tremenda de paternidad, Dios está buscando Padres de Naciones. El rechazo es una maldición y trae inseguridad en la identidad de las personas.

Jesús ha venido a revelar al Padre y a establecer una seguridad sana, y decirte que estás en el centro de Su propósito.

Vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad antes que vosotros le pidáis…más tú cuando ores, entra en tu aposento y cerrada la puerta ora a tu Padre que está en el secreto y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público” Mateo 6:8 6.

No es lo mismo hablarle a un dios lejano, distante y condenatorio, que hablarle a un Padre. Él te dice: “Pedid y se os dará, buscad y hallaréis, llamad y se os abrirá”, empieza a vivir como un hijo, porque Dios te dice “¿Qué hombre hay de vosotros, que si su hijo le pide pan, le dará una piedra?¿O si le pide pescado, le dará una serpiente? Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿Cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que pidan?”

Empieza  pues  a vivir como un hijo, Dios te va a dar buenas cosas, El ha abierto el camino al Padre “Jesús le dijo; Yo soy el camino y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí” Juan 14:6. El Espíritu de Dios es consolador y Él está en ti para siempre “Pero cuando venga el Consolador, a quien yo os enviaré del Padre, el Espíritu de verdad, el cual procede del Padre, él dará testimonio acerca de mí” Juan 15:26

El Padre es amor, Jesús es la gracia y el Espíritu Santo es el consolador. Dios se expresa como Padre, Hijo y Espíritu Santo, que te lleva a tener una experiencia con el Dios trino. El Espíritu Santo es una persona dulce, pero se manifiesta de distintas maneras, como paloma, agua, viento, fuego, silbo,  etc., pero sólo son manifestaciones del Espíritu Santo, pero el Espíritu Santo es una persona “Si me amáis, guardad mis mandamientos, y yo rogaré al Padre y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre, el Espíritu de verdad, el cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce, pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros y estará en vosotros”              Juan 14:15-17

El que me ama, mi palabra guardará y mi Padre le amará, y vendremos a él y haremos morada con él…Más el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho” Juan 14:23,26

El Espíritu Santo te recordará la Palabra. El éxito en tu vida cristiana es que tengas una experiencia con el Espíritu Santo, el Espíritu Santo honra la fe de Jesucristo en ti, Él te va a guiar a toda verdad.

Tienes que entender que Dios es tu Padre y trae a tu vida revelación, reposo, paz “Vosotros pues orareis así Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre”. Mateo 6:9

Y  como hijo  tienes un derecho legal “Más a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios , los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios” Juan 1:12-13

Yo publicaré el decreto; Jehová me ha dicho: Mi hijo eres tú; yo te engendré hoy, pídeme y te daré por herencia las naciones y como posesión tuya  los confines de la tierra”. Salmo 2:7-8

Al  aceptar a Cristo tienes el derecho de vivir sin temor y puedes decirle a Dios Padre  “Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos : ¡Abba Padre!. El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios y si hijos también herederos, herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificado” Romanos 8:15-17

Así que todo hijo o hija que ha recibido a Jesús en su corazón, tiene derecho a ser lleno del Espíritu Santo “Y por cuanto sois hijos, Dios envió a vuestros corazones el Espíritu de su Hijo, el cual clama ¡Abba Padre!, así que ya no eres esclavo sino hijo; y  si hijo también heredero de Dios por medio de Cristo” Gálatas 4: 6-7

Si tú le llamas Dios responde “¿Qué hombre hay de vosotros, que si su hijo le pide pan, le dará una piedra? ¿O si le pide pescado, le dará una serpiente? Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿Cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que pidan?” Lucas 11:11-13

Un hijo cuando comete errores, viene a su Padre con sinceridad Y El le recibe con amor y misericordia “Y volviendo en sí, dijo ¡Cuántos jornaleros en casa de mi padre tienen abundancia de pan, y yo aquí perezco de hambre! Me levantaré e iré a mi padre y le diré: Padre he pecado contra el cielo y contra ti y ya no soy digno de ser llamado tu hijo; hazme como a uno de tus jornaleros” Lucas 15:17-20.

En este mundo encontramos una crisis de paternidad, porque no han sido criados con calor y plenitud de amor y ternura que nutre el corazón y que el alma necesita. La falta de amor atrajo el espíritu de rechazo e hizo daño.

Dios te acepta y su amor te válida. La revelación del amor del Padre confronta el espíritu de rechazo. Dios te ama porque envió a su hijo a morir en tu lugar, y te perdonó todos los pecados, no te deja solo, renueva tus fuerzas y puedes acercarte confiado al trono de su gracia.

Por tanto debes renunciar a todo rechazo, a todo complejo, porque eres acepto por Dios, Él cuida de ti y estás en sus manos, puedes orar al Padre sabiendo que nunca te desamparará ni dejará, su oído está atento a ti.

Renuncia a sentirte rechazado, porque la mano de Dios está sobre ti y su presencia llena más y más tus vacíos. El Padre te ama con amor eterno y ha dado a su hijo a morir en tu lugar.

A través de su amor y el sacrificio de su hijo Jesucristo en la cruz,  hoy eres aceptó en el Amado.

https://www.nuevageneracion.es
https://www.facebook.com/silviademuratore

The following two tabs change content below.
Silvia de Muratore

Silvia de Muratore

Apóstol Iglesia Nueva Generación
Silvia de Muratore

Últimas publicaciones de Silvia de Muratore (ver más)


RELATED POST

COMMENTS ARE OFF THIS POST