Todo Comienza En Casa

Cuando decimos que todo comienza en casa, es que comienza en casa. Todo ambiente o atmósfera  cambia cuando adoramos, exaltamos y honramos al Padre. Sale a superficie Bondad, justicia y verdad.

“Porque el fruto del espíritu es en toda bondad, justicia y verdad”. (Efesios 5:9)

-Hay principios que serán adquiridos en casa.

-Hay valores que serán suministrados en casa.

-Hay pensamientos impartidos por el ambiente en casa.

-Hay objetivos que nacerán en base a lo que se vive en casa.

-Hay deseos y propósitos que serán conquistados en casa.

Cuando un corazón rinde su voluntad a Dios, no solo él está siendo impartido por la verdad de Dios, sino el hogar también. El comportamiento de un miembro en casa abre los cielos o los cierra, sus hijos, los hijos de sus hijos, y así siendo impartido de lo que Dios está derramando en el hogar de generación en generación.

Hay cosas que Dios revela y abre los ojos a sus hijos para que ellos, sepan como buenos portadores de la verdad, sepan introducir la nueva GENERACIÓN en esa ola de revelación.

Las cosas secretas pertenecen a Jehová nuestro Dios; más las reveladas son para nosotros y para nuestros hijos para siempre, para que cumplamos todas las palabras de esta ley”. (Deuteronomio 29:29)

Cuando Dios habla  y  da una revelación, no es para que nos quedemos con lo que aprendimos, vivimos o experimentamos en ese momento, No,  es para una RIQUEZA DE SABIDURÍA conocer las cosas REVELADAS y permanecer en ellas. Nos habla de nosotros y de nuestros hijos. Todo lo que nosotros vivimos es impartido inevitablemente. Nuestros hijos son la próxima GENERACIÓN y tienen que saber que debemos de cumplir y guardar todo lo que se nos habló y enseñó SIEMPRE.

Los hijos son una fuente de mayor revelación. “A ti, o Dios de mis Padres, te doy gracias y te alabo, porque me has dado sabiduría y fuerza,  y ahora me has revelado lo que te pedimos, pues nos has dado a conocer el asunto del rey.” (Daniel 2:23)

Pensemos en la próxima GENERACIÓN, fuente de poder, de avance, de fuerza, y de mayor impacto aún más que los padres. El padre dio algo tan poderoso a nuestros padres, que nosotros tenemos que ser los que continúen con el plan eterno.

David, supo lo que Dios le habló y preparó con gran abundancia para levantar el templo a Jehová. Supo que Dios le dio diseños, en su corazón estuvo el edificar  templo a Jehová. “Y Dijo David, Salomón mi hijo es muchacho y de tierna edad, y la casa que se ha de edificar a Jehová ha de ser magnifica por excelencia, para renombre y honra en  todas las tierras. Ahora, pues,  yo le prepararé lo necesario. Y David antes de su muerte hizo preparativos en gran abundancia preparó lo necesario”. (1Crónicas 22:5)

Nuestros Padres abren el camino, nosotros edificamos en ese camino para que otros sigan preparando el camino para que otros vengan  al reino de Dios.

“Todo comienza en casa, con nuestros padres, seamos gente que perpetuamos los principios de Dios, la Bondad, Justicia y Luz”

The following two tabs change content below.
Lidia Giménez

Lidia Giménez

Pastora de Ministerio Casa de Adoración
Lidia Giménez

Últimas publicaciones de Lidia Giménez (ver más)


COMMENTS ARE OFF THIS POST