Religiosidad

Romanos 8:6  Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero ocuparse del Espíritu es vida y paz.

La moda dice: soy cristiano, sin embargo entre ser y decir hay un abismo, es un error gramatical enseñar que si confiesas a Jesús, Señor y Salvador te hace ciudadano.  Al ver la realidad nos damos por enterados que no todo lo que brilla es oro, pues hay quien brilla con luz propia y otros con luz ajena.

Mi testimonio habla por sí solo, no es estar en la iglesia lo que me identifica, sino mi vivencia fuera de esas cuatro paredes.

Viví una experiencia bien relevante; me tocó ministrar en una reunión “de líderes” en una congregación a muchos kilómetros de distancia “no en la mía”, y con mucha vergüenza ajena pero con toda la liberalidad tuve que pedir a una servidora que consiguiera un manto para cubrir a una jovencita “no tan jovencita, cristiana”, porque su cuerpo estaba expuesto y controlaba la mirada de hombres y mujeres.  Esa mujer era la que cantaría en el evento como invitada o sea, se equivocó de lugar y creyó que iba a un desfile de modas, o una competencia de canto.

Cuando se viene del mundo y se llega a Cristo, de deja el mundo mas no todos lo hacen, es la razón por la cual insisto, el cristiano manifiesta cambios.  Estoy viendo como en muchos lugares es permisivo todo, el hijo o hija del empresario vale por su empresa y profesión no por la santidad, permitiendo la contaminación en el altar por la simpatía absteniéndose de hablar con la verdad y alegando que hay que tratarlos con mucho cuidado, pasan los años y nunca hay cambios.

Pablo el Apóstol dice: todo me es lícito pero no todo me conviene.  Si no limpiamos desde la base es muy posible que la casa esté contaminada.  Pregunto, ¿Está Dios Ahí?, perdón pero al pecado se le llama pecado y hay que erradicarlo, pero tenemos que dar testimonio y empecemos por nosotros, si yo vivo correctamente no tengo porque tener temor de reprender, pues  soy el espejo donde me miraré cada día para hacer cambios, pero si camino en pecado nunca operará autoridad y mucho menos unción, y sin unción se camina a ciegas.

Ese es otro refrán usado en las esferas cristianas “unción o emoción”.  ¿Pueblo donde tienes a Dios?, Pastores que nos pide Dios?.  No te gastes predicando doctrina, sino gástate santificándote “celo santo”.  Si nos cierran puertas por denunciar el pecado hablando con la verdad, Dios abrirá verdaderas puertas y levantara nuestras cabezas, pero sí sé consciente o vende la integridad tarde que temprano el diablo te avergonzara.  Buscad primeramente el Reino de Dios y su justicia y lo demás vendrá por añadidura.  No todo el que me dice Señor Señor entrará en el Reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.  En el mundo éramos esclavos pero hoy tenemos vestiduras sacerdotales.  Honremos esas vestiduras porque yo soy lo que la biblia dice que soy, renuncia a la apariencia y vive en Santidad.     Aleluya.

Teléfonos: 8865-57-69        2256-36-68

The following two tabs change content below.
Cecilia de Caicedo

Cecilia de Caicedo

Pastora del Ministerio de Consejería Muralla de Fuego
✆ 8865-5769 / 2257-3668
Cecilia de Caicedo

Últimas publicaciones de Cecilia de Caicedo (ver más)


✆ 8865-5769 / 2257-3668

RELATED POST

COMMENTS ARE OFF THIS POST