Reedificadores

Isaías 61:4

Reedificaran las ruinas antiguas y levantaran los asolamientos primeros y restauraran ciudades arruinadas, los escombros de muchas generaciones.

Cada día enfrentamos situaciones diversas de las cuales adquirimos experiencia, conocimiento y revelación.  Conforme corre el tiempo, nos convencemos que la Escritura es un maravilloso manual, que tiene su cumplimiento y propósito.

Para que fluya el Poder de Dios, debe estar presente el Espíritu Santo, si así no fuera estaríamos navegando sin agua y construyendo sin material, mas Dios en su misericordia, nos llama, nos unge y nos da el diseño para elaborarlo bajo su dirección.  En algunos deposita su gracia, para rodear territorios, otros para rescatar los perdidos, y a otros el edificar las ruinas y a todos nos capacita de diferente manera, para que no tengamos de que gloriarnos, si no valorar que con lo ordinario El hace cosas extraordinarias.

En estos tiempos de modernismo, no ha podido el hombre hacer cambios con la tecnología, sino por la dirección del Espíritu Santo de Dios.  La tecnología no puede sanar un corazón herido, y mucho menos echar fuera demonios, no puede romper maldiciones generacionales ni restaurar familias divididas, pero Jesús puede regenerar multitudes, liberar cautivos, sanar heridos, a través de tus manos y de las mías, pues El trasciende los tiempos y hace nuevas todas las cosas, solo nos toca disponernos para sacar de los escombros, la basura que el maligno ha lanzado sobre la humanidad, con el propósito de mantener en cautiverio a quien ya Jesús compro a precio de Sangre.

El Señor cuenta con tu tiempo y con el mío, te ungió a ti y a mí, para que no estemos viendo simplemente, sino que nos involucremos y disfrutemos el ver familias completas saltando en libertad.  Alguien tiene que hacerlo, pero adelantémonos, demos el paso con El.  Lo extraordinario de Su Poder se manifestara, veremos al esclavo ser libre, veremos el cumplimiento de cada profecía, y estaremos felices esperando el retorno del Amado, esta vez no con ramilletes de palmas sino con almas que estaban al borde del abismo y han sido rescatadas.  Esto sucederá, cuando al fin entendamos que Él nos llamó, nos ungió no para ir a competir como en el mundo de los concursos, sino para extender las estacas del Reino, donde nadie tiene mayor privilegio, sino coronas de misericordia, favor inmerecido de Nuestro Hacedor.

Corramos, sirvamos, poniendo los ojos no en el hombre sino en el Hijo del Hombre, que nos llamó de las tinieblas a su luz admirable y deposito en cada uno de nosotros, siervos inútiles la confianza para hacer su Obra.  Pongamos al servicio del Arquitecto por Excelencia toda nuestra vida que al fin de cuentas, solo a Él le pertenece y cumplamos con el llamado que nos hizo.  Soltémonos de las ataduras y soltemos a los que están atados, demos de lo que nos ha dado.

Al Señor Sea Honor y Gloria  por siempre, Amen.

Tel 22573668

Cel 88655769

The following two tabs change content below.
Cecilia de Caicedo

Cecilia de Caicedo

Pastora del Ministerio de Consejería Muralla de Fuego
✆ 8865-5769 / 2257-3668
Cecilia de Caicedo

Últimas publicaciones de Cecilia de Caicedo (ver más)


✆ 8865-5769 / 2257-3668

RELATED POST

COMMENTS ARE OFF THIS POST