El proposito de la debilidad

Todos tenemos debilidades, el secreto está en identificarlas para que Dios traiga un cambio a nuestra vida. Dios desea que pasemos de estar bien a excelentes condiciones. Proverbios 4:18-19 (DHH) Ignorar lo que nos hace tropezar hará que andemos en la vida con inseguridad.

Dios solo toma lo que entreguemos, debemos presentar nuestras debilidades para que sean transformadas en fortalezas y hallan así cambios notorios en nuestra vida. La diferencia entre ser justos o malvados es la forma en que usamos nuestras debilidades. Dios no necesita quitárnoslas, sino transformarlas para demostrarle al mundo que él existe, de esa manera le damos gloria a Dios.

El apóstol Pablo reconoció su debilidad y pidió a Dios que se la quitara sin embargo Dios le contesta “Bástate mi gracia” 2 Corintios 12:9. Esto quiere decir que la gracia es la obra del Espíritu Santo en nuestra vida, él está en esta tierra para gobernar nuestras flaquezas. La debilidad es para que se perfeccione su poder como una obra del Espíritu Santo. La carne no es tu enemiga sino tu aliada porque en ella Dios se perfecciona. Pablo concluye indicando que es de “buena gana” como debemos gloriarnos porque es ahí donde Dios puede manifestar su poder.

Sentirse tentado o débil no es el problema, sino que en lugar de entregar la debilidad a Dios, la satisfagas. Decide mejor obtener una fortaleza.

Estando claros en nuestra responsabilidad como hijos de Dios, sabemos que nuestros cambios dan testimonio de su existencia, no nuestras predicas. La Biblia es poderosa no cuando se lee, sino cuando es visible en nosotros. No pongas precio a tus debilidades. No importa lo que cueste, debes entregarla porque una debilidad no transformada seguirá siendo usada por el diablo. Si le pones precio a una debilidad, le estarás diciendo a Dios que vale más eso que el precio que pagó en la cruz.

En Marcos 14:3, María la hermana de Lázaro y Marta derramó sobre Jesús un vaso que contenía un perfume de alto precio. Esta mujer entró al lugar derramó el perfume y quebró el vaso, esto lo hizo porque lo que le estaba dando a Jesús nunca más sería usado para ninguna otra cosa. Esta actitud debe de ser imitada, lo que le entregamos a Jesús sea también quebrado para jamás tomarlo de nuevo y usarlo para el mundo. Cuando permitimos que Dios nos quiebre, saldrá de nosotros un fresco perfume de debilidades entregadas. Es tiempo de decir ¡no más!

Marcos 14:9. Tus debilidades entregadas a Dios, serán tus memorias por generaciones. Tus hijos y nietos contarán lo que Dios hizo en tu vida para memoria tuya.  Recuerda, tu debilidad no es tu vergüenza, solo si las entregas en las manos Dios, así serás transformado y conocerás el poder del Espíritu Santo gobernando cada debilidad.

The following two tabs change content below.
Ivan Vindas

Ivan Vindas

Pastor General Iglesia Visión de Impacto
Ivan Vindas

Últimas publicaciones de Ivan Vindas (ver más)


RELATED POST

COMMENTS ARE OFF THIS POST