READING

Pilares de Vida: La prosperidad

Pilares de Vida: La prosperidad

Desde que somos pequeños, el mundo, nos acostumbra a medir la prosperidad desde el punto de vista de la materialidad. Medimos el éxito o el fracaso de un ser humano a partir de la cantidad de ingresos y bienes materiales que posee. Desde la escuela comenzamos a clasificar a nuestros compañeros según lo que tienen o no tienen y conforme avanzan los años nuestra mente gira en torno al dinero y los bienes materiales.

Dios nos provee de prosperidad continuamente, sin embargo, nuestra vista alcanza únicamente para definir la prosperidad financiera y no logramos ver la prosperidad que Dios nos da, por eso cuando, por ejemplo, escuchamos a nuestro líder profetizarnos que este año va a ser el año de nuestra mejor cosecha, inmediatamente, nuestra mente piensa en una cosecha económica y puede que al final del año reclamemos que la profecía no se cumplió por que no obtuvimos una cosecha financiera.

Sin embargo, la prosperidad no es solamente en el campo financiero, sino que, la prosperidad completa se refiere a todos los aspectos de nuestra vida y se refiere en cuanto a cómo nuestra vida mejora en diferentes áreas. Prosperar significa ir mejorando las condiciones que se tienen, por lo que, la prosperidad implica una mejoría sustantiva en cualquier condición de nuestra vida.

El Señor nos dice en 3 Juan 1:2 lo siguiente: “Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma”. Debemos recordar que nuestra alma es aquella que contiene todas nuestras emociones, pensamientos, razonamientos e incluso sabiduría.

Muy a menudo nuestra alma está tan cargada de problemas emocionales, preocupaciones, angustias y cargas que no nos es posible concentrarnos en nuestro trabajo y por tanto, no nos es posible prosperar financieramente, y por tanto, es necesario cambiar nuestras condiciones emocionales primero para poder trabajar y prosperar financieramente, es decir, es necesario prosperar nuestra alma primero para prosperar nuestra economía.

Por ejemplo, puede existir prosperidad en el área matrimonial cuando una pareja va solucionando los problemas o diferencias y va progresando en la convivencia, estabilidad, entendimiento y se van convirtiendo cada día más en una sola carne, mejorando cada día las condiciones bajo las cuales se desarrolla el matrimonio, es decir, prosperando el matrimonio.

Existe la prosperidad familiar también cuando se van mejorando las relaciones y condiciones bajo las cuales opera una familia, cuando los hijos se vuelven hacia sus padres y los padres hacia los hijos, desarrollándose cada día una mejor convivencia familiar.

Prospera nuestra alma cuando podemos estar en paz con nosotros mismos y perdonarnos por todos aquellos errores que hemos cometido en nuestra vida, por todo el daño que hemos causado a otros, cuando disminuye la angustia por lo que no tenemos y aumenta el reconocimiento de la bendición que tenemos. También prospera nuestra alma cuando podemos dormir tranquilos en la noche porque sabemos que Dios está con nosotros y que Él es nuestro protector, nuestro escudo y que ninguna arma forjada en nuestra contra prosperará.

Por eso es que yo estoy seguro que este año si ha sido el año de mi mejor cosecha y estoy seguro que ha sido el año de tu mejor cosecha, es solo que, debemos analizar con calma cuál fue nuestra cosecha. Tal vez no ganaste millones de colones más que el año anterior, pero tu matrimonio nunca ha estado tan bien, o tal vez tu hijo se recuperó de una enfermedad que lo había estado aquejando y su fe en el Señor se renovó y aumentó mucho más, o un familiar tuyo aceptó a Jesús en su corazón, o por fin lograste dejar atrás ese vicio que te atormentó durante años, o tal vez tu relación con Dios es lo que nunca había sido y lograste este año descansar todas las noches como nunca lo habías hecho. ¿Cuál fue la gran cosecha que el Altísimo Dios te dio este año?

The following two tabs change content below.
Juan Carlos Jurado S.

Juan Carlos Jurado S.

Abogado
Juan Carlos Jurado S.

Últimas publicaciones de Juan Carlos Jurado S. (ver más)


RELATED POST

COMMENTS ARE OFF THIS POST