READING

No somos de los Mismos!

No somos de los Mismos!

“En el año tercero del reinado de Joacim rey de Judá, vino Nabucodonosor rey de Babilonia a Jerusalén, y la sitió”.

“Y dijo el rey a Aspenaz, jefe de sus eunucos, que trajese de los hijos de Israel, del linaje real de los príncipes, muchachos en quienes no hubiese tacha alguna, de buen parecer, enseñados en toda sabiduría, sabios en ciencia y de buen entendimiento, e idóneos para estar en el palacio del rey; y que les enseñase las letras y la lengua de los caldeos”. Daniel 1:1,3-4

Este hombre, Aspenaz fue encargado de una misión especial por parte del Rey de Babilonia. Buscar jóvenes israelitas con características sobresalientes para que trabajaran en la casa del Rey. Por un periodo de tres años, él debía encargarse de formarlos y educarlos en las ciencias y letras. Y finalmente presentárselos al Rey.

Dentro de los seleccionados estaban Daniel, Sadrac, Mesac y Abed-nego. Jóvenes determinados en su corazón con voluntades no negociables. Se les ofreció a comer los manjares del rey… Pero a pesar de tan apetecibles opciones que puede ofrecer la mesa real, decidieron abstenerse de ese alimento. En cambio, comieron legumbres y bebieron solamente agua.

Después de un tiempo, sus cuerpos y rostros se veían mejor en comparación a los otros jóvenes que si comían de la comida de la mesa del rey. No solo se veían bien físicamente, sino que también Dios les dio conocimiento e inteligencia. “El ReyNo encontró a nadie que los igualara”. Daniel 1:19 (NVI)

Según la Palabra de Dios, estos muchachos además de ser príncipes, eran apuestos, eran brillantes, íntegros y lo más importante; tenían la sabiduría de Dios.

Popularmente podríamos decir que ellos, lo tenían todo… Pero lo que no habíamos señalado es que habían sido traídos como esclavos por el Imperio de Babilonia. No todo marchaba bien! Esto nos enseña que a pesar de no estar rodeados por las condiciones que esperamos; con Dios a nuestro lado, podemos hacer la diferencia y también podemos alcanzar sus promesas.

A pesar de esta realidad de esclavitud y de servidumbre en la que se encontraban, estos jóvenes marcaron la diferencia en su época. Aunque tenían las mismas características del grupo, no eran de los mismos… Decidieron no contaminarse y mantener sus corazones íntegros a Dios, y alcanzaron una considerable recompensa por su decisión!

En todo asunto de sabiduría e inteligencia que el rey les consultó, los halló diez veces mejores que todos los magos y astrólogos que había en todo su reino”.

Daniel 1:20

Gracias a estos hombres atrevidos y valientes que registra la Biblia, hoy somos desafiados a ser y hacer la diferencia en nuestros días. No somos de los mismos!

carballoandrea@gmail.com

The following two tabs change content below.
Andrea Carballo

Andrea Carballo

Pastora - Terapia de Familia Iglesia Oasis
Andrea Carballo

Últimas publicaciones de Andrea Carballo (ver más)


RELATED POST

COMMENTS ARE OFF THIS POST