¿Mujer eres libre tu?

Todos la conocían, era de esas personas que no pueden pasar desapercibidas en un templo, su aspecto físico era notorio, aquella mujer había sido condenada a ver solo hacia abajo, 18 años sin poder mirar hacia arriba o lo que es igual, 216 meses doblada, con los dolores más indescriptibles en su espalda y articulaciones. Sentarse era un martirio, acostarse un sufrimiento, levantarse era un dolor continuo, así habían sido los últimos 6.570 días de su vida, sin esperanza de un milagro en la sinagoga. Los 936 sábados pasaron y no sucedía nada en aquel recinto espiritual de Jerusalén, se oía hablar de Dios, de sus leyes, de sus mandamientos y hasta de sus milagros, pero para aquella mujer no había solución.

Era la mujer doblada, la que tenía que permanecer viendo hacia el suelo por una maldita enfermedad, típico de nuestros días y en nuestros Templos, oyen la palabra de Dios, de sus mandamientos, pero siguen doblados y peor aún, los señalamos, los juzgamos, y los obligamos a permanecer sin poder levantar su cabeza.

Pero una mañana de sábado, aquella mujer fue como de costumbre a la sinagoga, el predicador de ese día tenía algo diferente, se oía diferente, la atmósfera en aquella mañana no era la misma. Algo estaba a punto de suceder. Aquella figura femenina se sentaba a ratos, se ponía en pie, caminaba y se recostaba a la pared de aquella vieja edificación, era la mujer encorvada, inquieta los últimos 18 años de su tormentosa vida. De pronto el Predicador grito y dijo: ¡Mujer eres libre! ¿Libre dijo? no es un error de semántica ni Cristo confunde los conceptos, ser sano es bueno, ser libre es superior.

Si amados, libre, porque es mejor ser libre que sano.  Muchos andan sanos físicamente, pero atados hasta los huesos, y la mujer se enderezó, luego.

Cristo desea, que seamos libres para que nunca más andemos mirando el suelo, sino que podamos ver el cielo.

¡Gloria a Dios!

The following two tabs change content below.
Dagoberto Mendoza

Dagoberto Mendoza

Evangelista Internacional y Obispo del Centro de Adoración San Ramón
Dagoberto Mendoza

Últimas publicaciones de Dagoberto Mendoza (ver más)


RELATED POST

COMMENTS ARE OFF THIS POST