1 octubre, 2020 9:24 am
LEYENDO

Militando en el Espíritu

Militando en el Espíritu

“Tus Armas de Conquista son Espirituales”

Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne; porque las armas de muestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de Fortalezas.

(2 Corintios 10:3,4 RVR)

(Dice otra versión, somos humanos, pero no luchamos  como los hombres de este mundo).        

 Cuando entendemos que Dios nos llamó con una asignación para cumplir, un propósito  y  llamado del eterno,   entonces correremos sin temor,  hay un perfecto  amor que echa fuera todo temor, con este  soporte en nuestro espíritu,  él ya nos preparo en nuestro hombre y mujer interior,  hay todo un bagaje que nos llevara por diferentes etapas en nuestra vida hacia una gran conquista.

Ninguno que milita se enreda en los negocios de la vida, a fin de agradar a aquel que lo tomó por soldado.

(2 Timoteo 2:4)

Entendamos que el alistarse a un ejército también requiere de esfuerzo, pasión, entrega, obediencia, sacrificio etc…

  • Que es un soldado. Es una persona que forma parte de un ejército,  de un equipo y de un escuadrón de combate.
  • Que es militar. Una persona que milita en guerra y que forma parte de un ejército para llevar a cabo un plan de combate y un  plan de conquista, por la tierra, nación o continente.
  • Que es estar al frente luchando. Trabajar con mucho esfuerzo, para vencer un obstáculo y conseguir un fin, la victoria y el botín.

Soldados tienen una meta salvar su familia, salva su país, salvar un reino.  

Un soldado o uno que milita es aquel que va siempre delante, sin temor, avanzando en pos de una victoria. 

Aquel que es llamado camine conforme la profecía, para que milite

Dice Pablo a su hijo Timoteo; Este mandamiento, hijo Timoteo, te encargo, para que conforme a las profecías que se hicieron antes en cuanto a ti, milites por ellas la buena milicia, manteniendo la fe y buena conciencia, desechando la cual naufragaron en cuanto a la fe algunos.

1 Timoteo 1:18-19 RVR1960

Si la gente naufraga en la fe, es  por causa de no seguir las instrucciones de Dios y de sus autoridades para sus vidas. Lo más importante es, mantenerse en la fe y  la palabra así entrará en funcionamiento  el poder sobrenatural de Dios, que será sobre aquellos que tienen una dependencia absoluta con Dios.

Ahí tenemos a cuatro militantes cuatro hombres de Fe  que vendrían a ser hombres de gran influencia e  inalterables en su corazón, , nadie los  pudo obligar, Daniel, Ananias, Misael, y Azaria, que los pusieron por nombre, Beltsasar, Sadrac, Mesac, y Abed-nego. 

 Muchachos en quienes no hubiese tacha alguna, de buen parecer, enseñados en toda sabiduría, sabios en ciencia y de buen entendimiento, e idóneos para estar en el palacio del rey; y que les enseñase las letras y la lengua de los caldeos. (Daniel 1:4)

Ellos procedían de Los Hijos de Israel del linaje real de los príncipes.

Idóneos para  estar  en el palacio del rey, no todos pueden estar ahí.

Y les señalaron la ración V.5

Pero Daniel propuso en su corazón no contaminarse con la porción de la comida del rey,  ni con el vino que bebía. V.8

El mismo Daniel pidió diez días de prueba, el número 10 nos habla de,  orden divino, que les diesen legumbres a comer y agua a beber. Dios les dio conocimiento e inteligencia en todas las letras y ciencias y Daniel tubo entendimiento en toda visión y sueños. V.12,17

Para mantenerse y no naufragar en la Fe y perder el enfoque de Dios.

Ni  beber,

Ni  comer 

Ni  adorar a su dios

Tres elementos poderosos, ni beber, ni comer, ni adorar a su dios, esto mantuvo a estos cuatro hombres  en los principios de Dios, mantuvieron su corazón limpio,  no adoraron a ninguna imagen,  se mantuvieron enfocados siendo guiados por el espíritu de Dios

. Fueron guardados con  la verdad de Dios, la palabra y adoraron  al único Dios Jesucristo.      “Esa es nuestra victoria”

  • Nos convertimos en lo que vivimos día a día.  Daniel no quiso ser uno de ellos.

Los entendidos resplandecerán como el resplandor del firmamento; y los que enseñan la justicia a la multitud, como las estrellas a perpetua eternidad.

Daniel 12:3 RVR1960

The following two tabs change content below.
Lidia Giménez

Lidia Giménez

Pastora de Ministerio Casa de Adoración
Lidia Giménez

Últimas publicaciones de Lidia Giménez (ver más)


COMMENTS ARE OFF THIS POST