Las cinco D de Daniel

Daniel es uno de los hombres que arrancado de su familia todavía adolescente, llevado cautivo a Babilonia, donde trataron de cambiarle de mentalidad, sometiéndole a una serie de pruebas contrarias a su creencia, poniendo en riesgo su vida como su integridad; él se mantiene fiel al Señor y logra nadar a contracorriente, no se mezcló con la mayoría, sobresalió a la mediocridad nos demuestra que se puede servir con excelencia a la sociedad, sin dejar de ser también un buen hijo de Dios. Y tuvo

DECISIÓN:

Somos producto de las decisiones que tomamos, y para decidir elegimos entre varias opciones, tuvo que decidir entre hacer lo que hacia la mayoría y perderse entre ellos, o hacer lo que su corazón de cristiano le decía

DETERMINACIÓN:

Para que la decisión valga hay que tomar una determinación de mantener la decisión a pesar de la situación, para lograr los objetivos que nos proponemos, no importando los obstáculos, aún a costa de la vida misma, perseverar en lo que se cree aún cuando no seamos populares para el resto, aunque nos quedamos solos y motivos de burla, “vencer o morir” no retroceder. Los inconstantes nunca coronan sus aspiraciones, tampoco los que se adecuan a la situación, nosotros tenemos que ser termostatos no termómetros. Daniel determinó en su corazón no contaminarse, no conformarse.

DISCIPLINA:

Tuvo que hacer una serie de pasos para lograr su objetivo, tenía que decir no a cosas que comprometían su integridad, su relación con  Dios, pero también tenía que decir si a todo lo que le edificaba, entre ellas el idioma, las matemáticas, oraba tres veces al día, era estricto en su alimentación y cuidado de su mente cuerpo y espíritu. Lo restacable es que Daniel estaba lejos de sus padres de sus líderes religiosos y optó por una AUTODISCIPLINA, que tiene mejor resultado porque sale de adentro afuera, se hace por convicción no por conveniencia ni por temor.

DESEO:

Es el motor de los sueños, sin el se puede tener la mejor visión por eso hay que tener deseo de llegar a nuestras metas, , sino tiene que convertirse en una pasión, esto moverá a la decisión, determinación  disciplina para lograr éxito en lo que nos proponemos

DEPENDENCIA:

En todo su caminar , demuestra una profunda dependencia de Dios, EL ocupaba el primer lugar de su vida, vivía con Dios,  todo lo que hacía era para agradarlo y honrarlo por eso Dios le dio conocimiento e inteligencia en todas las letras y ciencias, entendimiento en toda visión y sueños (Dn 1:17), y cuando se presentó ante el rey Nabucodonosor le halló diez veces mejor que el resto

La vida de Daniel, es una vida inspiradora especialmente para la presente generación siguió los pasos que le llevó al éxito en toda las áreas, él nos demuestra que podemos ser brillantes en la sociedad, sin dejar de servir a Dios.

The following two tabs change content below.
Ana Fonseca

Ana Fonseca

Pastora Ministerio Dame La Mano
Ana Fonseca

Últimas publicaciones de Ana Fonseca (ver más)


RELATED POST

COMMENTS ARE OFF THIS POST