La Pascua

(Éxodo 12:1-28)

La Pascua es la principal fiesta de los judíos. En hebreo es Pesakh que significa:

-Pasar por alto

-Preservar

-Mostrar misericordia

Pascua conmemora la liberación realizada por Dios a través de Moisés cuando los sacó de la tierra de Egipto.

La Pascua también recuerda al cordero o víctima del sacrificio, cuya sangre untada en los postes y en el dintel de las puertas de los hogares israelitas, evitó que el ángel de la muerte matara al primogénito de cada familia.

La pascua debía servirles de memoria a las futuras generaciones. Lee Éxodo 12:14 “Y este día os será en memoria, y lo celebraréis como fiesta solemne para Jehová durante vuestras generaciones; por estatuto perpetuo lo celebraréis”.

¿Qué significa esto para cada uno de nosotros?

¿Cómo podemos aplicarlo a nuestra vida personal?

¿Porqué debería interesarme esto, si soy cristiano y no judío?

Leamos 2 Corintios 5:7 “Limpiaos, pues, de la vieja levadura, para que seáis nueva masa, sin levadura como sois; porque nuestra pascua, que es Cristo, ya fue sacrificada por nosotros”. La levadura era símbolo en el Antiguo Testamento de la influenza del pecado. Por ejemplo: Cuando Jesús señalaba a los fariseos se refería a su conducta hipócrita y sus falsas enseñanzas; cuando Juan el Bautista señalaba a Herodes Antipas, se refería a su conducta inmoral y corrupta.

La iglesia debe permanecer libre de esa levadura porque ha sido separada del dominio del pecado y la muerte por el Cordero Perfecto de la Pascua, el Señor Jesucristo, ¡Aleluya!. La Pascua sería el anticipo más grande de nuestra liberación del pecado a través del sacrificio de Jesús en la cruz del Calvario. Dice Juan 1:29 “El siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él, y dijo: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo”.

La esclavitud para Israel representó más de 400 años haciendo ladrillos y de trabajo duro para el Faraón.

Aquí se nos muestra un simbolismo impresionante:

  1. Faraón representa a satanás el esclavizador.
  2. Egipto representa al sistema del mundo y su estructura religiosa, política y social.
  3. Israel simboliza la Iglesia, el Pueblo de Dios.
  4. Hacer ladrillos, el trabajar para satán y su sistema; dejando de edificar el Reino de Dios.

Leamos Éxodo 3:7-8 “Dijo luego Jehová: Bien he visto la aflicción de mi pueblo que está en Egipto, y he oído su clamor a causa de sus exactores; pues he conocido sus angustias, y he descendido para librarlos de mano de los egipcios…”.

Por eso, dice Colosense 2:13-15 “Y a vosotros, estando muertos en pecados y en la incircuncisión de vuestra carne, os dio vida juntamente con él…”

Por eso, la sangre de Jesús ha sido suficiente para:

  1. Nos limpia de todo pecado (1 Juan 1:7)
  2. Limpia las conciencias de obras muertas (Hebreos 9:14)
  3. Tenemos libertad para entrar al Lugar Santísimo (Hebreos 10:19)
  4. Nos protege (1 Corintios 11:25)

Ya no necesitamos matar un cordero para pedir protección o para que su sangre nos limpie de nuestros pecados, con el sacrificio de Jesucristo, fue suficiente, ese pacto es superior y poderoso más que cualquier pacto de sangre. ¡Aleluya!

The following two tabs change content below.
Fabiola Castro

Fabiola Castro

Profeta Iglesia Centro Mundial de Adoración
Fabiola Castro

Últimas publicaciones de Fabiola Castro (ver más)


RELATED POST

COMMENTS ARE OFF THIS POST