La Obediencia me hace ser bendecido

En la obediencia hay bendición, en el libro de Deuteronomio capítulo 28 están las consecuencias de obedecer y desobedecer, dice: Bendito serás si obedeces y luego dice maldito serás si desobedeces.

Es necesario que comprendas que la maldición es ausencia de bendición y la ausencia de bendición es ausencia de obediencia. Al igual que la oscuridad es ausencia de luz, cuando usted enciende un bombillo ya no hay oscuridad porque llegó la luz. Lo mismo sucede en nuestra vida, cuando hay obediencia llega la bendición.

Hoy en día hay personas que creen pero solo de una forma momentánea, y reciben el milagro, pero de ahí en adelante no tienen una vida de obediencia. Una cosa es tener fe para pedirle a Dios el milagro y otra es vivir obedeciendo lo cual es tener fe siempre. La fe será tu estilo de vida cuando vivas en obediencia.

Al obedecer los principios de Dios provocamos que estos se cumplan. Cuando haces algo que Dios te dijo, hay una consecuencia de bendición por obedecer su palabra, por ejemplo si traes los diezmos, le estás obedeciendo, entonces él promete abrir las ventanas de los cielos y derramar bendición hasta que sobre y abunde.

En Génesis 12:1-3 Dios aparece, le da una palabra Abram, él obedece y su destino es cambiado. La bendición del futuro se activa en la obediencia del presente, lo que haces hoy traerá la bendición mañana. Dios te pudo haber prometido muchas cosas pero la única forma de que sus promesas se cumplan sobre ti es por la obediencia que tengas hoy.

Cuando Abraham tomó a Sara y caminó en obediencia, fue tras la palabra, pero sin darse cuenta estaba marcando su descendencia. Lo que hagas hoy trasciende a tus generaciones. Abraham obedeció y dejó todo por una palabra, él no quería una posesión sino una palabra, porque un bendecido habla como bendecido, camina como bendecido, piensa como bendecido y a donde quiera que este sabe que es un bendecido.

Los que no creen que sean bendecidos piensan que las cosas que reciben son la bendición, es decir, si reciben una casa, creen que la casa es su bendición pero no es así, la casa es un regalo que Dios les está dando porque ellos son la bendición. La biblia dice que seremos tierra deseable, la casa no es la bendición sino el que vive dentro.

El no bendecido siempre andará buscando las bendiciones. Muchos cristianos piensan que su bendición la tiene el mundo, satanás o el sistema, pero no se dan cuenta que la bendición son ellos mismos, pues la llevan dentro.

Obedece y serás bendecido, a donde vayas esa bendición irá contigo. Los bendecidos no buscan las bendiciones, las bendiciones buscan a los bendecidos. Recuerda, Cristo te hizo un bendecido cuando murió por ti.

2250-2391

info@visiondeimpacto.org

The following two tabs change content below.
Ivan Vindas

Ivan Vindas

Pastor General Iglesia Visión de Impacto
Ivan Vindas

Últimas publicaciones de Ivan Vindas (ver más)


RELATED POST

COMMENTS ARE OFF THIS POST