La integridad y el liderazgo

La integridad no es un asunto privado o filosófico para el líder; los seguidores quieren ver y sentir la credibilidad. La integridad es práctica y debe ser reflejada en cada área principal como nuestras familias, finanzas y trabajo.

Mucha gente desconoce todo lo que abarca el concepto de integridad. Hay políticos por ejemplo, que presumen de ser íntegros, queriendo decir con ello que son honrados. Y claro la honradez es importante, pero es tan solo una parte de la integridad. La palabra de Dios nos enseña que la persona íntegra es la que lleva una vida intachable, la que actúa con entereza moral. De hecho, los términos hebreos relacionados con la palabra proviene de una raíz que significa entero, intacto, sin tacha o defecto.

Ahora bien, quizá nos preguntemos si para ser íntegros hay que ser perfectos. Tal vez pensemos que como somos imperfectos, no calificamos para ser llamados íntegros. Quizá le de alivio saber que Dios no espera de nosotros perfección absoluta; pero sí espera que seamos íntegros “Porque él conoce nuestra condición; Se acuerda de que somos polvo.” Salmos 103:14 RVR1960

¿Qué diferencia hay entonces entre perfección y integridad? Pongamos un ejemplo. Pensemos en un novio que está a punto de casarse. Sería absurdo que esperara perfección de su futura esposa. Sin embargo, sí sería lógico que esperara que ella lo amara con todo el corazón y que su amor fuera solo para él. Así mismo es con nuestro Dios. El no espera perfección absoluta de nosotros pero si espera que le amemos con todo el corazón y que le adoremos solo a él.

Jesús dijo que el mandamiento más importante era; “Acercándose uno de los escribas, que los había oído disputar, y sabía que les había respondido bien, le preguntó: ¿Cuál es el primer mandamiento de todos? Jesús le respondió: El primer mandamiento de todos es: Oye, Israel; el Señor nuestro Dios, el Señor uno es. Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Éste es el principal mandamiento.”

  1. Marcos 12:28-30 RVR1960

Jesús no solo dijo que ese era el mandamiento sino que lo cumplió a la perfección. El, como nadie, amó al Padre con todo su corazón, alma, mente y fuerzas. Y con su ejemplo dejó claro que la integridad no se demuestra solo con palabras, sino también con acciones, y que esas acciones deben ser impulsadas por un corazón puro, por eso si queremos ser íntegros, es imprescindible que sigamos los pasos de Cristo.

“Pues para esto fuisteis llamados; porque también Cristo padeció por nosotros, dejándonos ejemplo, para que sigáis sus pisadas;” 1 Pedro 2:21 RVR1960

En esencia, pues, ser íntegro en el sentido bíblico significa tener devoción incondicional a nuestro Padre celestial y lealtad absoluta a su voluntad y propósito. Las personas íntegras son aquellas que se esfuerzan por agradar al Padre en todo lo que hacen. Aquellas que tienen las mismas prioridades que él.

A continuación le daré algunas ideas de cómo ser una persona íntegra.

  1. ¿Quién soy? Identidad personal

Su respeto por quién es usted es el principio de una vida de integridad. La Biblia dice que somos embajadores. Ser embajador significa que usted debe comportarse de la forma que corresponde a un diplomático. Del mismo modo, la integridad se requiere de nosotros, los hijos de Dios.

  1. Los propósitos y creencias

Todo aquello que usted cree es importante para su sentido de integridad. Por ejemplo los Diez Mandamientos acepte estas reglas decida vivir por ellas y se fundamentará para ser una persona de integridad.

  1. La expresión de los valores la honestidad

La transparencia y los principios son valores que uno aprende. Por lo tanto, nuestros valores deben estar basados en la Biblia. Un ser humano de integridad tiene valores importantes de los cuales vive.

  1. Una reflexión previa acerca de los desafíos éticos básicos

Una de las mayores ayudas en la integridad es meditar en oración en los desafíos que se puedan presentar.

  1. Desarrolla o únete a un grupo formal para rendir cuentas

En realidad, la esposa y los hijos son los mejores aliados en la tarea de ser un hombre  o una mujer de integridad. También los amigos de la iglesia o el trabajo, es decir personas que comparten convicciones similares.

6 Crecer en el Señor

Muchas personas piensan que la madurez cristiana requiere de una varita mágica, pero en realidad la clave es un caminar constante con Jesús.

“Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional. No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta. Digo, pues, por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre vosotros, que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura, conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno.”

Romanos 12:1-3 RVR1960

  1. La obediencia y la imitación son la norma de la vida del cristiano. Siempre andará en integridad si se pregunta qué es lo que quiere Jesús que yo haga.

8 Sea consciente de sus enemigos. Vigile aquellas cosas que amenazan su integridad, como la inmoralidad sexual, el soborno, el egoísmo y el abuso de poder y desarrolle estrategias para derrotarlas. Viva en un mundo real pero no se corrompa con él.

Finalmente ¿Porque es tan importante ser íntegro?

  1. La integridad preserva la vida. “La integridad de los rectos los encaminará; Pero destruirá a los pecadores la perversidad de ellos.” Proverbios 11:3 RVR1960
  2. La integridad le guardará. “Integridad y rectitud me guarden, Porque en ti he esperado.” Salmos 25:21 RVR1960
  3. Permite que las bendiciones fluyan a nuestras futuras generaciones. “Camina en su integridad el justo; Sus hijos son dichosos después de él.” Proverbios 20:7 RVR1960
  4. Autentifica el testimonio; recuerde somos embajadores de Cristo.
  5. Los seguidores requieren que los líderes les den un modelo a seguir “Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor.” 2 Corintios 3:18 RVR1960

Sin integridad el valor de su liderazgo se disminuye. Y por último recuerde que Jehová mira el corazón

“Porque siete veces cae el justo, y vuelve a levantarse; Mas los impíos caerán en el mal.” Proverbios 24:16 RVR1960

profetarosalbahernandez@yahoo.com

www.lashuellasdejesus.com

Facebook: www.facebook.com/profetarosalba.hernandez

www.casadeglorianashville.com

The following two tabs change content below.
Rosalba Hernández

Rosalba Hernández

Rosalba Hernández

Últimas publicaciones de Rosalba Hernández (ver más)


RELATED POST

COMMENTS ARE OFF THIS POST