La Inmoralidad

Hebreos 13:4

Honrosos sea en todos, el matrimonio y el hecho sin mancilla, pero los fornicarios y a los adúlteros los juzgara Dios.

En pleno siglo XXI, la mayoría de las cosas han cambiado.  Principios y bases fundamentales han sufrido cambios inaceptables, la Familia Centro de Formación ha sido deteriorada por causa de tanto modernismo tecnológico que demanda la sociedad, y hoy los valores toman un segundo lugar porque se alega que tenemos que hacer a un lado la antigüedad de los ancestros.

En la mayoría de los casos, podemos negociar para un acuerdo pero cuando se trata de moral y valores definitivamente no se puede ceder el territorio.  Dios estableció el matrimonio, Dios creo la Familia y ella se inicia entre un varón y una mujer.  Una cabeza, una autoridad y una ayuda idónea, ambos con deberes y derecha, dispuestos a tomar decisiones que lleven a una familia en rectitud y respeto.

Hoy está de moda el noviazgo con derechos, la unión libre y cada cual se adapta a su rol sin compromiso, alegando que solo es un papel de oficio lo que marca la diferencia.

Los hijos que aprenden lo que ven hacer a los padres, continúan con la costumbre de tener hijos fuera del matrimonio, donde falta una cobertura paternal.  Los jóvenes aplican la receta que les enseñaron, y así se va propagando un problema de inmoralidad, pues cuando ven en los padres el ejemplo eso se patentiza y continua con una vida fuera del Orden Divino.

En otros casos, las parejas se unen por fuerzas financieras o negocios compartidos, donde lo único que se busca es la comodidad sin responsabilidad, y según sea la posición social, así están dispuestos a sobrellevarlo ¿Por qué no decirlo?  Casos donde el varón le echa la responsabilidad a la mujer porque su profesión es más rentable, las cuidan de no embarazarlas para tener mayor afluencia y menos compromiso, si algo no funciona cada uno toma su camino, y en la mayoría de los casos los bienes aparecen a nombre del varón, así que este resulta ser el ganador, porque no hay documentos legales que digan que la mujer aporto, y ahora él tiene casa para iniciar una nueva aventura, pero resistiendo al matrimonio.

Lo peor es que en la Iglesia los lideres están enterados de la condición de esa pareja pero no los confrontan, pues en la mayoría de los casos son de su simpatía y se dice que hay que ayudarlos, no fastidiarlos.  Para que reuniones matrimoniales sino se tratan estos casos tan delicados.  Apariencias solo apariencias, poco a poco y muy sutilmente el enemigo ha venido socavando, carcomiendo y destruyendo la hermosa idea del Señor, que es el matrimonio, aun en las esferas eclesiásticas, gubernamentales y doctrinales, tenemos este problema, algo que debe de ser erradicado y hablarlo claro aunque a muchos les duela, la Unión Libre tiene nombre “adulterio o fornicación”, y ambos son pecados de muerte, ¿Por qué no se habla con la verdad?.  El matrimonio es sagrado y eterno.

 

Teléfonos: 8865-57-69 / 2256-36-68

The following two tabs change content below.
Cecilia de Caicedo

Cecilia de Caicedo

Pastora del Ministerio de Consejería Muralla de Fuego
✆ 8865-5769 / 2257-3668
Cecilia de Caicedo

Últimas publicaciones de Cecilia de Caicedo (ver más)


✆ 8865-5769 / 2257-3668

RELATED POST

COMMENTS ARE OFF THIS POST