READING

La Fe Obediente. I parte

La Fe Obediente. I parte

Luc 18:8. …Pero cuando venga el Hijo del hombre, ¿Encontrará fe en la tierra?

Para entender esta interrogante que hace el Señor Jesucristo, debemos primero definir bien el significado del término fe. Para poder extraer su amplia riqueza, es necesario adentrarnos en su raíz etimológica; esto es: El lugar de donde proviene esta palabra, el idioma en que fue pronunciada por primera vez y la cultura de quienes habitaban este lugar geográfico.

Conozcamos primero que la palabra “FE” tiene su origen o raíz en la tierra de Ur de los caldeos, específicamente en Harán, y el idioma que en aquellos tiempos se hablaba en esta región del mundo era el hebreo; la primer vez que la Biblia hace referencia a este verbo es en el “Antiguo Testamento”, y es precisamente cuando se usa con respecto de Abram:

Gn. 15:6. Y creyó al SEÑOR, y le fue contado por justicia.

Muchos siglos después, la palabra Fe, se tradujo al idioma griego como “pistis” cuyo significado es: “Convicción” de la existencia de algo, Ej: Yo puedo decir: “Tengo convicción que Dios existe”; sin embargo, la palabra griega “Pistis”, no expresa ni el sentido ni la riqueza de su significado original, un claro ejemplo de esto es cuando el apóstol Santiago lo aclara así:

Stg 2:19 Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan.

Aquí vemos claramente que el verbo creer no es un sinónimo de la palabra fe, pues el simple hecho de un creer intelectual no es suficiente para lograr tener fe, ya que sería absurdo pensar que un demonio pudiera tener fe.

Entonces, para que comprendamos bien el término “Fe”, nos es necesario que busquemos y conozcamos cuál es la palabra hebrea que fue escrita antes del término griego “pistis”, pues entonces entenderemos su significado original. Esta palabra es “EMUNAH”, y tiene un significado muy práctico, su traducción literal es: “Fe obediente”, y la idea que expresa es: “Obedecer lo que creo”. En fin, “EMUNAH” tiene que ver con: Conocer, creer, confiar, firmeza y obediencia.

La fe siempre nos llevará a la obediencia. Este concepto se encuentra claramente expresado en la carta que escribió el apóstol Pablo a los romanos.

Ro 1:5 Y por quien recibimos la gracia y el apostolado, para la obediencia a la fe en todas las naciones por amor de Su Nombre.

Ro 16:26 Pero que ha sido manifestado ahora, y que por las Escrituras de los profetas, según el Mandamiento del Dios eterno, se ha dado a conocer a todas las gentes para que obedezcan a la fe.

Como vimos, esta es una fe obediente, no debemos dejar que se detenga en nuestras vidas, ya que está siempre tenderá a crecer. Tengan en mente que esta fe es una semilla que Dios plantó en su corazón; la misma tiene que cuidarse, abonarse y regarse.

Facebook. Auditorio Luz a las Naciones.

Facebook. Fundación Un Nuevo Comienzo Cr.

e-mail. gersonlopezmora@gmail.com

The following two tabs change content below.
Gerson López

Gerson López

Gerson López

Últimas publicaciones de Gerson López (ver más)


RELATED POST

COMMENTS ARE OFF THIS POST