La amargura

¿Qué es la amargura? Es un SENTIMIENTO DURADERO de frustración, resentimiento o tristeza, especialmente por haber sufrido una desilusión o una injusticia.

La amargura tiene la particularidad de mantener vivas las situaciones que sucedieron hace años como si hubiese sido hace un minuto. Trae derrota espiritual.

Leamos lo que dice Hebreos 12:12-15: Por lo cual, levantad las manos caídas y las rodillas paralizadas, y haced sendas derechas para vuestros pies, para que lo cojo no se salga del camino, sino que sea sanado. Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor. Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios; que brotando alguna raíz de amargura, os estorbe, y por ella muchos sean contaminados¨.

¿Qué es una raíz de amargura? Las raíces espirituales son los lugares donde crecen nuestros problemas. Los seres humanos sufrimos de problemas emocionales y otros que se han enraizado. Hay raíces profundas en nuestra vida que operan como ataduras y no nos permiten crecer como cristianos ni dar frutos, crean una pesadez en el espíritu del hombre.

Las heridas al no ser sanadas, desarrollan la raíz de amargura, de la cual salen: el resentimiento, odio, ira, desquite, violencia, deseo de venganza, rencor, homicidios, rebeliones, son como gérmenes espirituales. La raíz de amargura crece fuerte y bien enraizada por la falta de perdón.

En el caso del resentimiento, se puede crear por algún abuso infantil. El alma puede crear capas de ira y congelarlas, por ejemplo:

  1. Maltrato físico (Exodo 1:14)
  2. Maltrato sexual (2 Samuel 13:20)
  3. Maltrato verbal (Proverbios 18:21)
  4. Se manifiesta en ofensas no perdonadas (Santiago 5:16)

Dice el Salmo 73:21, 22: Se llenó de amargura mi alma, Y en mi corazón sentía punzadas.Tan torpe era yo, que no entendía; Era como una bestia delante de ti.

Cuando estamos en amargura, estos son algunos síntomas: en el corazón sentimos punzadas sobre todo cuando pensamos en la persona que nos hirió o en la situación que nos avergonzó, no pensamos con claridad, más cuando necesitamos tomar una decisión importante, tenemos el entendimiento entenebrecido como muchos animalitos.

Efectos:

  1. Ira sin control, siempre estamos enojados.
  2. Depresión
  3. Pensamos muy a menudo: Todo es injusto para mi
  4. Se vuelve paranoico: Todos están en mi contra
  5. Se crean situaciones ficticias en la mente.
  6. No se duerme bien.
  7. Nos sentimos defraudados todo el tiempo.

Algunas enfermedades físicas son causa de la amargura, como: enfermedades digestivas, enfermedades cardiovasculares, enfermedades óseas, y muchas más.

La amargura es un enemigo silencioso, que lo podemos disimular, pero que nos come por dentro. Si estás leyendo este artículo, no es por casualidad, te invito a que mires dentro de ti y puedas meditar en tu corazón como está tu vida delante del Señor, no puedes seguir sirviendo a otros en esta condición creyendo que lo puedes sobrellevar, la amargura en algún momento se saldrá de control y delatará lo que hay dentro de ti. La voluntad de Dios es que seas feliz y puedas liberarte y salir de esa prisión de oscuridad y cumplas con el propósito de Dios para ti.

The following two tabs change content below.
Fabiola Castro

Fabiola Castro

Profeta Iglesia Centro Mundial de Adoración
Fabiola Castro

Últimas publicaciones de Fabiola Castro (ver más)


RELATED POST

COMMENTS ARE OFF THIS POST