Jesús El Conquistador

Cuando Adán y Eva pecaron al desobedecer a Dios y comer de la fruta prohibida, ellos murieron espiritualmente, lo cual quiere decir que su cuerpo siguió vivo, pero ahora su Espíritu estaba muerto. Lamentablemente a partir de ahí, la muerte paso a toda la humanidad. Pero Dios en su misericordia promete a través de sus profetas que la muerte no perduraría para siempre, pues vendría el tiempo en que la vida absorbería la muerte.

Los profetas lo anunciaron.

«Devorará a la muerte para siempre; el Señor omnipotente enjugará las lágrimas de todo rostro, y quitará de toda la tierra el oprobio de su pueblo. El Señor mismo lo ha dicho.» Isaías 25:8 NVI

Sin embargo la muerte que con derecho legal entro en la humanidad por causa de la desobediencia, produjo también una nueva naturaleza, la naturaleza pecaminosa en los hombres. Es por esta causa que la escritura dice:  Que estábamos muertos en nuestros delitos y pecados, pero para eso vino Jesucristo al mundo para deshacer las obras del diablo.

Mientras Jesús camino en la tierra demostró su poder sobre la muerte, resucitando muertos, entrando tres veces a los campos de la muerte para rescatar.

1) «Mientras él les decía esto, un dirigente judío llegó, se arrodilló delante de él y le dijo: —Mi hija acaba de morir. Pero ven y pon tu mano sobre ella, y vivirá. Jesús se levantó y fue con él, acompañado de sus discípulos. En esto, una mujer que hacía doce años padecía de hemorragias se le acercó por detrás y le tocó el borde del manto. Pensaba: «Si al menos logro tocar su manto, quedaré sana.» Jesús se dio vuelta, la vio y le dijo: —¡Ánimo, hija! Tu fe te ha sanado. Y la mujer quedó sana en aquel momento. Cuando Jesús entró en la casa del dirigente y vio a los flautistas y el alboroto de la gente, les dijo: —Váyanse. La niña no está muerta sino dormida. Entonces empezaron a burlarse de él. Pero cuando se les hizo salir, entró él, tomó de la mano a la niña, y ésta se levantó. La noticia se divulgó por toda aquella región.»  Mateo 9:18-26 NVI

2) «Poco después Jesús, en compañía de sus discípulos y de una gran multitud, se dirigió a un pueblo llamado Naín. Cuando ya se acercaba a las puertas del pueblo, vio que sacaban de allí a un muerto, hijo único de madre viuda. La acompañaba un grupo grande de la población. Al verla, el Señor se compadeció de ella y le dijo: —No llores. Entonces se acercó y tocó el féretro. Los que lo llevaban se detuvieron, y Jesús dijo: —Joven, ¡te ordeno que te levantes! El muerto se incorporó y comenzó a hablar, y Jesús se lo entregó a su madre. Todos se llenaron de temor y alababan a Dios. —Ha surgido entre nosotros un gran profeta —decían—. Dios ha venido en ayuda de su pueblo.» Lucas 7:14-15

3) «Entonces quitaron la piedra. Jesús, alzando la vista, dijo: —Padre, te doy gracias porque me has escuchado. Ya sabía yo que siempre me escuchas, pero lo dije por la gente que está aquí presente, para que crean que tú me enviaste. Dicho esto, gritó con todas sus fuerzas: —¡Lázaro, sal fuera! El muerto salió, con vendas en las manos y en los pies, y el rostro cubierto con un sudario. —Quítenle las vendas y dejen que se vaya —les dijo Jesús.» Juan 11:41-44 NVI

Sin embargo, El no se detendría hasta ahí, El mismo profetizó su muerte.

«Por eso me ama el Padre: porque entrego mi vida para volver a recibirla. Nadie me la arrebata, sino que yo la entrego por mi propia voluntad. Tengo autoridad para entregarla, y tengo también autoridad para volver a recibirla. Éste es el mandamiento que recibí de mi Padre.»» Juan 10:17-18 NVI

Él se sometió a la muerte por causa de nuestros pecados. Y su resurrección es un claro ejemplo de que Dios padre revivió el sacrificio, y fue aceptó una vez  y para siempre. La resurrección de Jesucristo es una verdad poderosa porque es la base  de nuestra fe. Es el pegamento que une todas las partes, ya que creer en su muerte y en la resurrección de Jesús es necesario para ser salvo.

“Qué si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo”. Romanos 10:9

 La resurrección de Jesús confirma que los que han creído en Jesús están justificados.

“El cual fue entregado por nuestras transgresiones, y resucitado para nuestra justificación.”Romanos 4:25

Y es precisamente la resurrección de Jesús  la que nos dice que la muerte ya fue derrotada. O, nuestro bendito salvador conquistó  la muerte con poder, está no lo pudo detener. El cómo supremo ser sobre todos los seres creados, fue confirmado como hijo de Dios con poder, por su resurrección. Amén!

“Que fue declarado Hijo de Dios con poder, según el Espíritu de santidad, por la resurrección de entre los muertos». Romanos 1:4

Nuestro salvador demostró su victoria con su propia resurrección.

«Pablo, siervo de Cristo Jesús, llamado a ser apóstol, apartado para anunciar el evangelio de Dios, que por medio de sus profetas ya había prometido en las sagradas Escrituras. Este evangelio habla de su Hijo, que según la naturaleza humana era descendiente de David, pero que según el Espíritu de santidad fue designado con poder Hijo de Dios por la resurrección. Él es Jesucristo nuestro Señor. Por medio de él, y en honor a su nombre, recibimos el don apostólico para persuadir a todas las naciones que obedezcan a la fe.» Romanos 1:1-5 NVI

 El Señor conquistó las llaves  de la muerte.

«y el que vive. Estuve muerto, pero ahora vivo por los siglos de los siglos, y tengo las llaves de la muerte y del infierno.» Apocalipsis 1:18 NVI

El librará a todos los que creen y librará a todos los hombres del dominio de la muerte.

«No se asombren de esto, porque viene la hora en que todos los que están en los sepulcros oirán su voz, y saldrán de allí. Los que han hecho el bien resucitarán para tener vida, pero los que han practicado el mal resucitarán para ser juzgados.» Juan 5:28-29 NVI

Finalmente El destruirá a la muerte completamente.

«Entonces vendrá el fin, cuando él entregue el reino a Dios el Padre, luego de destruir todo dominio, autoridad y poder. Porque es necesario que Cristo reine hasta poner a todos sus enemigos debajo de sus pies. El último enemigo que será destruido es la muerte, 1 Corintios 15:25-26

Jesús el conquistador confirmó su victoria total con su resurrección. Oro que está palabra toque tu corazón.

“Mas ¿qué dice? Cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón. Ésta es la palabra de fe que predicamos: que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.” Romanos 10:8-9 RVR1960

profetarosalbahernandez@yahoo.com

www.lashuellasdejesus.com

Facebook: www.facebook.com/profetarosalba.hernandez

www.casadeglorianashville.com

The following two tabs change content below.
Rosalba Hernández

Rosalba Hernández

Rosalba Hernández

Últimas publicaciones de Rosalba Hernández (ver más)


RELATED POST

COMMENTS ARE OFF THIS POST