¿Hijos feos?

Soy mamá!! Lo digo con mucha alegría en el corazón, con orgullo, con una gran responsabilidad y hasta cierto punto con asombro… Nunca pensé estar de este lado, yo era “la chiquita” de mis padres. Pero hoy soy la feliz mamá de dos pequeñitos hermosos. ¿Hijos feos? Ante los ojos de una madre, no hay hijos feos.

El amor de una madre es enorme, incondicional y durará para siempre; una madre hace por sus hijos lo que sea necesario, hasta enfrentarse al peor de los enemigos, a la vida y al mundo entero. Es común escuchar frases como: “Los hijos para una madre son lo más preciado”, “Los hijos son lo mejor que me puede pasar”, “Por mis hijos daría la vida si fuera necesario”. Qué amor tan grande!

Hasta ahora que soy madre, he logrado comprender el significado del amor. Les confieso que antes de serlo, no comprendía claramente su magnitud. “El amor es sufrido, es benigno, el amor no tiene envidia, no es jactancioso, no se envanece, no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. El amor nunca deja de ser.” (1 Corintios 13:4-8)

Hoy salen rumbo a África, unos amigos muy queridos, viajan con muchas ilusiones, muy contentos, pero también con incertidumbre hacia lo desconocido. Dos pequeños los están esperando con mucha alegría. Han practicado hablar en español para comunicarse con “papi” y “mami”, como los llaman ellos. Se unirán a una familia de 3 hijos, por lo tanto disfrutarán de ser 5 hermanos. Fue necesario hacer cambios en la casa: ampliar un dormitorio, comprar un camarote y cambiar el vehículo por uno más espacioso. Así es nuestro padre Dios, El ha preparado para nosotros muchas cosas (Juan 14:2) y su amor es incondicional, eterno y lo demostró con un gran regalo: “Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley, para que redimiese a los que estaban bajo la ley, a fin de que recibiésemos la adopción de hijos”. (Gálatas 4:4-5)

Es muy común ver a los padres protegiendo y ayudando a los hijos. “Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿Cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan?” (Mateo 7:11)

Dios nos hizo sus hijos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad. “Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios”. (Juan 1:12-13)

No solo eres hijo, eres guapo, tienes un lugar especial en la casa, en la familia. “También heredero de Dios por medio de Cristo”. (Gálatas 4:7) Y estoy segura que nuestro Padre piensa lo mismo… No hay hijos feos!!

The following two tabs change content below.
Andrea Carballo

Andrea Carballo

Pastora - Terapia de Familia Iglesia Oasis
Andrea Carballo

Últimas publicaciones de Andrea Carballo (ver más)


RELATED POST

COMMENTS ARE OFF THIS POST