Herencia de bendición

Hoy meditaba sobre la importancia que tiene el conocer la palabra de Dios. Es tan importante el poder transmitir el conocimiento de la palabra escrita; que ni siquiera podemos comprender el alcance de ésta, y las implicaciones eternas que tiene. La bendición que acarrea el conocimiento. La misma palabra dice que conoceremos la verdad y ésta nos hará libres. Dios nos manda a enseñarla y escribirla en todo lugar, para que nuestros hijos y futuras generaciones conozcan lo que Dios hizo y sigue haciendo en las vidas de las personas  de todo aquel que le cree.

Es por ello que en mi corazón, albergo la esperanza que usted al leer este corto mensaje me comprenda y cale en su corazón lo que nosotros como cristianos tenemos que hacer.

La Biblia dice que debemos evangelizar y que todo todo el mundo necesita conocer al Señor, al dador de vida.

La fe mueve montañas y hace que las personas tengan esperanza en el porvenir. La fe hace que la gente se levante y siga hacia adelante,  porque saben que Dios está con ellos como poderoso gigante. Creer es más que vivir; porque vivir por vivir no tiene sentido; pero cuando crees, tu sabes que algo bueno pasará, tu corazón tiene una expectativa gloriosa. Dios te sorprenderá.

Por ello es importante que traspasemos la visión a nuestra generación y a las futuras generaciones y enseñemos su palabra todos los días; y una manera es abriendo en nuestras iglesias Centros Educativos Cristianos.

Nuestras iglesias tienen aulas, y material humano con todo el potencial para transformar la humanidad dando a conocer el evangelio de Cristo. Estoy convencida de que el que conoce a Cristo y lo hace su Señor; nunca será el mismo.

Como pueblo de Dios es nuestra obligación hacer algo más. Está bien adorar y exaltar a Cristo, pero es necesario llevar el evangelio a toda criatura.

La palabra de Dios dice, que dejemos los niños ir a Jesús, y no se lo impidáis  porque de los tales es el reino de los cielos.

El Señor me habló a través de sus profetas, que teníamos que abrir un Centro Educativo en nuestras instalaciones, fue así que se hizo un Preescolar con guardería.

El Señor nos inquietó a enseñar. Dios no es una religión, su palabra es un modelo a seguir, es vida, salud, bienestar.

Bendita la nación cuyo Dios es jehová. Si toda la humanidad conociera a Cristo y respetaremos sus mandamientos y estatutos todo sería diferente.  Dios nos enseña a respetarnos y a amarnos los unos a los otros. Entonces no habría guerras, violencia, crímenes. Debemos enseñar valores, retomar el consejo de la palabra y cambiar lo que vemos a diario.

Usted dirá, pero eso es imposible. Pero que es imposible para Dios. Sea valiente y hagamos lo que el Señor nos ha enviado a hacer. Hagamos obra de evangelista. Enseñemos todos los días y aprovechemos las oportunidades que se nos presentan. Use usted lo que Dios ha puesto en su mano. No dejemos que el mundo instruya a nuestros hijos.

Enseñemos aún a pensar, que sea de una manera positiva y enriquecedora. Que podamos aportar a la humanidad hombres y mujeres de bien, que su intención sea la mejor para su familia, el pueblo, y la humanidad.

Que no pensemos en guerras y deseos egoístas. Que el Señor sea exaltado y glorificado a través de lo que su pueblo haga en estos tiempos para su gloria. Amén

flory-du@hotmail.es

The following two tabs change content below.
Flory Durán González

Flory Durán González

Pastora Pequeña y Gran Jerusalén
Flory Durán González

Últimas publicaciones de Flory Durán González (ver más)


RELATED POST

COMMENTS ARE OFF THIS POST