24 agosto, 2019 11:31 am

Hagamos cambios

Hebreos 10:12 “Pero Cristo, habiendo ofrecido una vez para siempre un solo sacrificio por los pecados, se ha sentado a la diestra de Dios”.

Tan solo un suspiro, y empezamos un año más, con el sueño de poder dar un giro a varias cosas que no pudimos alcanzar en el tiempo que se fue.  Al iniciar un año hacemos planes, algunos proponen una dieta, otros estudios, algunos casa o carro y cuantas cosas creen que pueden conquistar, sin percatar que a fuerza humana se está trabajando pero……¿nos paramos a preguntar al Señor que quiere que hagamos?.

Esa es una razón por la cual se cae en la frustración al no alcanzar lo que creíamos tan fácil de lograr, y muchos se enojan con su familia cuando no lo logran sin embargo nunca se les tomó en cuenta, así igual con el Señor.

Él nos da libre albedrío, solo que, eso no quiere que nos permite salirnos de los principios.  Él quiere que le tomemos en cuenta para todos los planes porque es Padre y sobre todo quiere que le obedezcamos ¿Cuantas veces sentimos que no es el tiempo? pero aun así lo hacemos.

Al iniciar una nueva etapa, un nuevo proyecto es importante ponernos a tomar medidas como quien va a construir, planificar quiere decir tomar en cuenta a Dios Padre en todo, hacer una inversión de tiempo y de propósito que nos permitan ver frutos, pues meditar quiere decir; sacar el tiempo e investigar.

Nadie construye sin tener un plano y hasta averiguar precios.  Al creer nosotros en Dios no nos exime de actuar a la carrera y lo que es peor «dejarle todo a Dios».  Eso es un pretexto barato que se usa para liberarnos de responsabilidades y culpas si no lo alcanzamos.

Sed sabios nos aconseja el Señor.  Una familia debe meditar como familia, todos juntos, aportar el sentir para no fracasar.  El esposo que no toma en cuenta a su esposa, el hijo que no escucha consejo de los padres, el novio que exonera a su novia de decisiones, simplemente puede estar seguro que no tendrá victoria.  Y si teniendo un manual tan perfecto como La Escritura ¿Porque no seguimos las instrucciones?.

Nuestra conducta rebelde y de superioridad no nos permite tener exito.  El creer que todo lo sabemos es un virus nocivo.  Al iniciar un año determinemos corregir errores y pedir con humildad la ayuda de quienes nos pueden aportar experiencias y sigamos adelante, quitando lo falso y fortaleciendo las bases para poder llegar con paz al lugar determinado.  La familia debe ser el motor principal que nos lleve a tomar decisiones, esa estructura inquebrantable será el bastón y columna que nos motive y la responsabilidad que Dios nos ha entregado porque confió en nosotros y en esa base de unanimidad y coinonía veremos la victoria, pues el triunfo de un miembro de la familia es el triunfo de todos juntos.  Hagamos cambios positivos, pero empezando por nosotros.  Que al iniciar el año quitemos todos los contratiempos y nos podamos tomar de la mano del Amado Salvador y entreguemos lo que nos impide ver con ojos de libertad.  El Señor santifique nuestra vida, nuestra familia y nuestra Nación.  Hagamos cambios y prioridades conforme a su Palabra y preparemonos para un 2019 de exitos y victorias.

The following two tabs change content below.
Cecilia de Caicedo

Cecilia de Caicedo

Pastora del Ministerio de Consejería Muralla de Fuego
Cecilia de Caicedo

Últimas publicaciones de Cecilia de Caicedo (ver más)


PUBLICACIONES RELACIONADAS

COMMENTS ARE OFF THIS POST