READING

Evangelismo, ¡un mensaje de reconciliación!

Evangelismo, ¡un mensaje de reconciliación!

  1. Es común escuchar a los creyentes dirigirse a los inconversos con palabras que Dios ha escrito sólo para sus hijos. Y no es correcto que a un inconverso se le ofrezca la vida eterna sin advertirle de las condiciones que Dios ha establecido para ella.

Punto central del evangelismo bíblico, la condición que Dios ha puesto, un llamado al arrepentimiento genuino, y lo que realmente ello conlleva, además de aceptar a Jesucristo como su único Señor y Salvador. “Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana. Si quisiereis y oyereis, comeréis el bien de la tierra; si no quisiereis y fuereis rebeldes, seréis consumidos a espada; porque la boca de Jehová lo ha dicho.” Isaías 1:18-20.

En el evangelismo bíblico no es suficiente decirle a una persona que es pecadora, toda la humanidad sabe que peca, y por ello evangelizando es común escuchar de inconversos que su vida pecaminosa no es mala, porque de todas formas todos cometen pecados, y por lo tanto no se consideran pecadores destituidos de la gloria de Dios sino que son solamente humanos comunes y corrientes llenos de errores (ya no les llaman pecados, sino errores, Isaías 5:20), y que Dios me perdonará todo de alguna forma al final de mis días. Debemos, con mansedumbre, corregir a los que se oponen, por si quizá Dios les conceda que se arrepientan para conocer la verdad (2 Timoteo 2:25).

Dios enseña que debe existir arrepentimiento, ¿arrepentirme de qué?, pregunta el inconverso. No es suficiente decirle que de sus pecados, pues es muy general (recordemos que no sienten que sus pecados sean tan malos como para llevarlos hasta el infierno, e incluso otros dicen que no pecan), sino que además no se estaría usando directamente la ley de Dios para que sea la misma ley la que lo confronte: “La ley fue como un maestro que nos guió y llevó hasta Cristo, para que Dios nos aceptara por confiar en él.” (Gálatas 3:24). A las personas hay que enseñarles que deben arrepentirse de mentir, robar, blasfemar, codiciar, etc., y nosotros saber que en ese arrepentimiento, el que produce salvación verdadera, Dios enseña que existirá un quebrantamiento: “Pues la clase de tristeza que Dios desea que suframos nos aleja del pecado y trae como resultado salvación. No hay que lamentarse por esa clase de tristeza; pero la tristeza del mundo, a la cual le falta arrepentimiento, resulta en muerte espiritual.” (2 Corintios 7:10).

Dios nos manda a llevar un mensaje de reconciliación (2 Corintios 5:18-20), entonces es deber enseñar por qué deben reconciliarse con Dios, cuándo y por qué fueron separados de Él y qué hace que tengan un destino eterno destituidos de su Gloria. El mismo Señor Jesucristo enseñó: “arrepentíos, y creed en el evangelio.” (Marcos 1:15b).

The following two tabs change content below.
Danilo Vargas Morandi

Danilo Vargas Morandi

Ministerio de Evangelismo Sólo Jesús Salva
Danilo Vargas Morandi

Últimas publicaciones de Danilo Vargas Morandi (ver más)


RELATED POST

COMMENTS ARE OFF THIS POST