READING

¿Estamos haciendo lo correcto?

¿Estamos haciendo lo correcto?

Una de las más hermosas cualidades de Dios es que El está interesado en nuestro caminar, en hacia dónde va virando nuestro corazón y en lo que están escuchando nuestros oídos.

Hechos 9:1-19 nos habla de la historia de Saulo, como tuvo que ser confrontado para servirle a Dios y de su llamamiento al Reino de la Luz.

Saulo era un hombre muy inteligente, letrado, de buenas costumbres, fue ciudadano romano y tenía amigos muy influyentes y adinerados. El Sanedrín (una asamblea o consejo de sabios estructurado en 23 jueces en cada ciudad judía) había encontrado un buen discípulo, ya que él se convirtió en un defensor de lo que los fariseos predicaban, de su doctrina y a Saulo le parecía correcto lo que hacía, por lo que mataba a los cristianos (como a Esteban) o los enviaba a la cárcel.

Dios tuvo misericordia de él, que se le apareció en el camino a Damasco y el Señor le preguntó: ¿por qué me persigues? Saulo no estaba persiguiendo a los cristianos, si no a Dios mismo. ¡Cómo pensamos en tantas ocasiones que estamos haciendo lo correcto!, que caminamos bajo la voluntad de Dios ó que estamos siendo guiados por Su Espíritu, cuando en realidad estamos haciendo lo que NOSOTROS creemos que está bien.

En los últimos años se ha desatado lo que yo llamo la “corriente de la gracia”, o sea, puedo pecar y como estoy bajo la gracia, Dios me perdona, ni siquiera tengo que pedir perdón, es “automático” el perdón, pueden pensar algunos. Pero dice Judas 4 Porque algunos hombres han entrado encubiertamente, los que desde antes habían sido destinados para esta condenación, hombres impíos, que convierten en libertinaje la gracia de nuestro Dios, y niegan a Dios el único soberano, y a nuestro Señor Jesucristo”. (Le invito a leer y estudiar Judas 3 al 16).

La gracia de Dios no nos ha sido dada solo para tener perdón de nuestros pecados, si no por el contrario, nos ha sido dada para que el poder de Él se manifieste en nosotros y nos ayude a dejar de practicar el pecado. La gracia de Dios de ninguna manera merma la importancia de vivir una vida santa. (Rom 6:1 y 15)

Qué el Señor nos ayude a cuidar nuestra vida, a vivir una vida en santidad,  que nuestros oídos no se silencien a escuchar la voz del Espíritu Santo, porque sólo Él nos puede guiar por el camino correcto (Isaías 35:8).

“Así, pues, nosotros, como colaboradores suyos, os exhortamos también a que no recibáis en vano la gracia de Dios” II Cor. 6:1

The following two tabs change content below.
Fabiola Castro

Fabiola Castro

Profeta Iglesia Centro Mundial de Adoración
Fabiola Castro

Últimas publicaciones de Fabiola Castro (ver más)


RELATED POST

COMMENTS ARE OFF THIS POST