READING

El Espíritu Santo en el Génesis Parte 7

El Espíritu Santo en el Génesis Parte 7

Gen 6:13-18  “Dijo, pues, Dios a Noé: … Hazte un arca de madera de gofer; harás aposentos en el arca, y la calafatearás con brea por dentro y por fuera.  (15)  Y de. esta manera la harás: de trescientos codos la longitud del arca, de cincuenta codos su anchura, y de treinta codos su altura.  (16)  Una ventana harás al arca, y la acabarás a un codo de elevación por la parte de arriba; y pondrás la puerta del arca a su lado; y le harás piso bajo, segundo y tercero.”

El único medio de salvación, ante el inminente cataclismo del diluvio, fue el arca de Noé. Era única porque no existía otro camino de salvación más que el que ya había sido diseñado, y era única porque así como toda salvación verdadera es únicamente en Dios, Dios también es único.

La forma natural como la cinematografía aborda las historias bíblicas, y el sentido poco entrenado del creyente en la interpretación de los símbolos bíblicos, hacen que a veces pasemos por alto el impresionante paralelismo entre el arca como tal y la Trinidad, tal como nos la revelan los evangelios.

Como dijera Atanasio “… una es la persona del Padre, otra la del Hijo y otra (también) la del Espíritu Santo; pero el Padre y el Hijo y el Espíritu Santo tienen una sola divinidad, gloria igual y coeterna majestad. Cual el Padre, tal el Hijo, tal (también) el Espíritu Santo; increado el Padre, increado el Hijo, increado (también) el Espíritu Santo; inmenso el Padre, inmenso el Hijo, inmenso (también) el Espíritu Santo; eterno el Padre, eterno el Hijo, eterno (también) el Espíritu Santo. Y, sin embargo, no son tres eternos, sino un solo eterno, como no son tres increados ni tres inmensos, sino un solo increado y un solo inmenso. Igualmente, omnipotente el Padre, omnipotente el Hijo, omnipotente (también) el Espíritu Santo; y, sin embargo no son tres omnipotentes, sino un solo omnipotente. Así Dios es el Padre, Dios es el Hijo, Dios es (también) el Espíritu Santo; y, sin embargo, no son tres señores, sino un solo Señor;…”.

El piso superior (el tercero), y que tenía la ventana única –entrada de luz y de aire, representa al Padre, objeto de nuestra comunión espiritual, como los hijos de Dios que somos, y a quién Jesús nos ensenó a dirigir nuestras oraciones (Mat 6:9: ). Ahora, si sientes que la realidad te asfixia, y no sabes que hacer, siempre puedes levantar tu mirada a la única ventana disponible del arca. Dios siempre está presto.

El piso de en medio (el segundo), es también la única entrada que tiene el arca, contiene la puerta única, y que simplemente reconocemos como al mismísimo Señor Jesucristo (Juan 10:9; 14:6).

Y, finalmente, el piso inferior, que sería algo más que el casco, o el sótano de un barco ordinario. Por tratarse de una embarcación cuadrada, toda su superficie hace contacto con el caos, el mundo que perece y está bajo juicio por su maldad. El mundo es el mar (Isa 57:20; Ap 17:15), pero es también el elemento donde el Espíritu Santo entra en contacto con un mundo perdido (Mat 13:47; Juan 16:7-14).

Bendiciones!!!

Teléfonos: 2460 4133 o 2460 2822/ 87073726

E-mail: franysile@ice.co.cr

The following two tabs change content below.
Francisco Jiménez Cruz

Francisco Jiménez Cruz

Pbro. Iglesia Metodista de Ciudad Quesada
Francisco Jiménez Cruz

Últimas publicaciones de Francisco Jiménez Cruz (ver más)


RELATED POST

COMMENTS ARE OFF THIS POST