El Espíritu del Anticristo

“Aquí hay sabiduría. El que tiene entendimiento, cuente el número de la bestia, pues es número de hombre. Y su número es seiscientos sesenta y seis.” Apocalipsis 13:18

Bueno… los más autorizados intérpretes del asunto, generalmente obsesionados con algún personaje del momento, investigan y argumentan hasta la saciedad, para luego cambiar de blanco escatológico cinco años después, sin jamás disculparse, ni pedir perdón, ni reconocerse a sí mismos como falsos maestros o profetas, en este «juego» de cosas.

El espíritu del anticristo ha estado activo desde siempre, primero con los gnósticos (1 Juan 4:3; 2 Juan 1:7), y luego a través de los siglos, manifestándose a través de innumerables personajes conocidos y otros de más bajo perfil (1 Juan 2:18-22).

Cada generación tiene sus propios anticristos que son figuras representativas de su momento histórico respectivo. Sin embargo, hasta la fecha, ninguno de ellos ha demostrado ser ese anticristo definitivo que el mundo espera.

Yo no dudo de la eventual aparición de ese personaje que será un icono del humanismo secular de su tiempo (6), llevado a su máxima expresión (666); representando probablemente las tres grandes esferas del poder humano (político-militar, económico y religioso) –no sería algo nuevo, pero si algo novedoso. Rescato aquí las palabras de John Wesley cuando dijo que «… el dios y príncipe de este mundo… obra tan privadamente como puede, porque cuanto más secreto es, más prevalece». *01

Por supuesto que son inquietantes las iniciativas, en todas las esferas de poder mundial, para vendernos la idea de lo práctico e interactivo que resulta portar cualquier tipo de chip insertado bajo la piel. También el hecho de que “www”, que digitas para navegar en el internet, en los teclados hebreos equivale a la triple “vav” (666). Y esta apreciación cada vez mayor de que los
cristianos hoy en día
ya no ‘se van al mundo’, el mundo viene a ellos y los envuelve en su propia casa. Los siervos de Lot “fueron plantando sus tiendas hasta Sodoma” (Gn 13:12) pero hoy Sodoma ha venido plantando sus tiendas hasta el seno de nuestros hogares.

Me inquietan más todos estos creyentes que, aunque jamás se pondrían en la frente el código de una computadora, tienen una mente saturada de ideas, actitudes y sentimientos anticristianos. Aquellos que jamás permitirían que alguien les implantara un chip electrónico en su mano derecha, pero cuyas obras y acciones no se diferencian en absoluto de las de la gente del mundo. Y no hablo aquí de mundanos, sino de creyentes afectos a la moda, la música, el deporte, el entretenimiento y las nuevas políticas morales, sexuales, y familiares, que son tendencias marcadamente anticristianas y que sectores significativos del cristianismo han ido simplemente abrazando sin más ni más, con muy poca reflexión o restricción al respecto.

Son demasiados los que sin saberlo ya han sido profundamente infectados y permeados por esta cultura anticristiana y que portan, sin saberlo, la marca de la bestia. Parafraseando a mi Maestro: «De
estas cosas era necesario estar pendientes, sin dejarnos seducir por las otras» (Mat 23:23b).

 

Teléfonos: 2460 4133/ 87073726

E-mail: franysile@ice.co.cr

The following two tabs change content below.
Francisco Jiménez Cruz

Francisco Jiménez Cruz

Pbro. Iglesia Metodista de Ciudad Quesada
Francisco Jiménez Cruz

Últimas publicaciones de Francisco Jiménez Cruz (ver más)


RELATED POST

COMMENTS ARE OFF THIS POST