4 julio, 2020 7:35 pm
LEYENDO

El Regalo de Ser Bellas

El Regalo de Ser Bellas

“Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera. Y fue la tarde y la mañana el día sexto.” Génesis‬ ‭1:31‬ ‭

Hoy como nunca antes, existen cientos y miles de artículos y tratamientos que prometen hacernos más bellas.

Y sobre esto, encontramos muchas opiniones, algunas dicen que debemos dejar de ser tan vanidosas; otros en cambio, opinan que es muy importante verse bien. 

Así como la riqueza y la inteligencia son un regalo, la belleza, también lo es. Pero cada regalo viene con un desafío. 

Uno de los desafíos de la belleza es la “coherencia”. 

Todo concepto de belleza, parte del Gan Edén, en el Jardín de Edén. 

El Jardín de Edén era un lugar, en donde la apariencia externa, reflejaba siempre la realidad interna.

Es decir, que si algo era hermoso externamente, es porque realmente era bueno internamente, y viceversa.

Pero después de que Adan y Khavah, comieran del fruto, la belleza y el bien se separaron.

Desde ese momento hay cosas bellas, pero no necesariamente buenas. 

Fue ahí que comenzó la posibilidad del engaño. Demostrar a alguien que somos bellas, cuando en verdad no lo somos.

Y a pesar de que ya pasaron muchos años de aquel incidente en el Jardín, seguimos persistiendo en el gran desafío: “QUE NUESTRA BELLEZA EXTERIOR, SEA UN REFLEJO DE NUESTRA BELLEZA INTERIOR”.

Así como nos maquillamos y nos arreglamos externamente, también lo debemos hacer internamente.

Nuestro nivel de preocupación por nuestro físico, tiene que ser coherente con la preocupación por nuestra alma.

Y es que actualmente esto se ha convertido en un gran desafío. Una mujer muy bella, puede llegar a obsesionarse con su belleza y dejar de lado, su mundo interior. 

Y la razón es obvia, no hay tanta motivación para trabajar la personalidad, si es que ya tienes toda la atención que quieres con tu apariencia.

El gran problema de esto es que, creámoslo o no, todas envejecemos. Con el paso de los años, nuestros cuerpos se van a deteriorar, y si nos centramos en nuestra parte externa y descuidamos nuestra parte interna, nos vamos a llegar a arrepentir, ya que al final, eso (lo interno) es lo único que nos va a quedar. 

Es de mucha sabiduría, invertir en lo que hay en nuestro interior, para que en la medida en la que envejezcamos, la belleza de nuestras almas, pueda brillar hacia afuera desde adentro.

Esto no significa que debemos dejar la belleza física de lado, podemos seguir poniéndonos bellas, mientras nos pongamos bellas también por dentro.

Este es el genuino regalo de SER BELLAS!

The following two tabs change content below.
Roxana Antelo

Roxana Antelo

Ministerios Rey de reyes
Bolivia
Roxana Antelo

Últimas publicaciones de Roxana Antelo (ver más)


Bolivia

COMMENTS ARE OFF THIS POST