El Poder de Dios

Así como hay un sueño engañoso y un calor que viene sobre un hombre que está muriendo de frío helado hasta la muerte, así también sucede en el mundo espiritual. Hay un estupor y una actitud indiferente cuando la persona está muriendo espiritualmente.

La religión ha sido, es y siempre será el esfuerzo humano para conocer a Dios. La religión se compone de rituales y regulaciones, trabajos y palabras sin poder. La religión produce la muerte espiritual. El poder de Dios es la demostración visible de su deseo de revelarse a la humanidad. El poder espiritual es el reino en acción. Trayendo vida espiritual.

Muchos han experimentado la religión. Ellos se han unido a varios cultos y denominaciones. Las organizaciones los han calmado en una actitud espiritual indiferente. Ellos no han experimentado el evangelio que puede cambiar sus vidas. Escuchan hablar del evangelio del reino pero sin demostraciones visibles de su poder. Ellos están derrotados y descorazonados, enfermos y heridos, muriendo poco a poco espiritualmente. Con un lamento que brota de lo más profundo de su corazón, así como dice el Salmo 63:1-2. “Oh Dios, tú eres mi Dios; yo te busco intensamente. Mi alma tiene sed de ti; todo mi ser te anhela, cual tierra seca, extenuada y sedienta. Te he visto en el santuario y he contemplado tu poder y tu gloria”.

Estas personas necesitan experimentar la vida abundante que hay en Cristo Jesús que sólo puede ser experimentada después de la religión.

Hay muchos tipos de poderes hoy trabajando en el mundo, pero el llamado de Jesús no es a tener poder mundano. El llamó a su iglesia a ser empoderados espiritualmente en un poder que no pregunta, ¿Cómo yo puedo ser servido? Si no que más bien dice ¿cómo yo puedo servir a los demás? Esta diferencia entre la estructura del poder del mundo y del poder de Dios se hace claramente visible en Mateo 20:25-28 “Como ustedes saben, los gobernantes de las naciones oprimen a los súbditos, y los altos oficiales abusan de su autoridad. Pero entre ustedes no debe ser así. Al contrario, el que quiera hacerse grande entre ustedes deberá ser su servidor,  y el que quiera ser el primero deberá ser esclavo de los demás;  así como el Hijo del hombre no vino para que le sirvan, sino para servir y para dar su vida en rescate por muchos”.

Hoy Jesús nos está llamando a todo el cuerpo de Cristo a dejar el poder mundano y anhelar el poder espiritual que nos es dado con el propósito de servir a un mundo que sufre y que está perdido y agonizante. Y no le estoy hablando sobre denominaciones religiosas u organizaciones religiosas hechas por el hombre, no le estoy hablando de la autoridad delegada a través de un voto por elección democrática. No hablo tampoco de la autoridad otorgada por un título u oficina, tampoco le estoy hablando del poder basado en la educación o habilidad. Le estoy hablando del concepto bíblico de poder espiritual.

El significado bíblico de la palabra “Poder” es energía espiritual, habilidad, fuerza, y vigor. Es una fuerza sobrenatural que produce obras y milagros poderosos. Una palabra similar al poder es la autoridad. La autoridad se refiere al poder legal y justo para actuar en nombre de otro. Tomar la autoridad es la acción de demostrar el poder. El poseer el derecho para ejercer el poder delegado dentro de los límites establecidos. Hay diversas fuerzas sobrenaturales operativas en el poder espiritual. Pero la fuente bíblica de poder espiritual es el Dios vivo y verdadero, que es revelado en la santa biblia. Un Dios trino revelado en tres personas distintas, y Dios Padre como la fuente de poder. Mateo 28:18 “Jesús se acercó entonces a ellos y les dijo: Se me ha dado toda autoridad en el cielo y en la tierra”, Jesús recibió la autoridad y el delego esa autoridad a los creyentes. El poder es experimentado a través del bautismo del Espíritu Santo. Hecho 1:8 “Pero cuando venga el Espíritu Santo sobre ustedes, recibirán poder y serán mis testigos tanto en Jerusalén como en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra”.

El ministerio de Jesús no tuvo éxito por su sistema organizacional o sus anuncios publicitarios, su ministerio tocó las multitudes por la demostración del poder de Dios. Lucas 4:36, Hechos 10:38. La iglesia primitiva nació bajo una demostración de poder. Esta misma iglesia afecto ciudades y naciones enteras. Pero ella no lo hizo exclusivamente por los predicadores. Las personas que los escucharon, cuyas vidas fueron cambiadas, fueron testigos de la demostración del poder de Dios.

profetarosalbahernandez@yahoo.com

www.lashuellasdejesus.com

Facebook: www.facebook.com/profetarosalba.hernandez

www.casadeglorianashville.com

The following two tabs change content below.
Rosalba Hernández

Rosalba Hernández

Rosalba Hernández

Últimas publicaciones de Rosalba Hernández (ver más)


RELATED POST

COMMENTS ARE OFF THIS POST