READING

El año agradable del SEÑOR

El año agradable del SEÑOR

17 Y se le dio el libro del profeta Isaías; y habiendo abierto el libro, halló el lugar donde estaba escrito: 18 El Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; 19 A predicar el año agradable del Señor. (Lucas 4:17-19 RVR1960).

La lectura sagrada que se le dio a Jesús para leer fue: 1 El Espíritu de YHVH el Señor está sobre mí, porque me ungió YHVH; me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel; 2 a proclamar el año de la buena voluntad de YHVH, y el día de venganza del Dios nuestro; a consolar a todos los enlutados; (Isaías 61:1-2). Jesús omite la frase de Isaías 61:2 que dice: el día de venganza de nuestro Dios, porque no se cumplirá esa parte de la profecía sino hasta la segunda venida de Cristo. El propósito de Su Primera Venida era predicar el año agradable del Señor. Esta actual era de la gracia es el tiempo aceptable y el día de la salvación. Cuando regrese a la tierra por segunda vez, será para proclamar el día de la venganza de nuestro Dios.

El año agradable del Señor hace alusión al año del jubileo, leamos: 10 Y santificaréis el año cincuenta, y pregonaréis libertad en la tierra a todos sus moradores; ese año os será de jubileo, y volveréis cada uno a vuestra posesión, y cada cual volverá a su familia. 13 En este año de jubileo volveréis cada uno a vuestra posesión. (Levítico 25:10 y 13 RVR1960).

La palabra jubileo indica un sonido particularmente animado de la trompeta de plata. El sonido debía emitirse al caer la noche del gran día de la expiación. La libertad en que había nacido cada hombre, si era vendido o renunciaba a ella, debía ser devuelta el año del jubileo. Esto era tipo de la redención hecha por Cristo, de la esclavitud del pecado y Satanás, y de ser devuelto a la libertad de los hijos de Dios (Juan 8:36). El año del jubileo era una figura de la gracia gratuita de Dios en Cristo, por la cual, y no por precio o mérito propio, somos restaurados al favor de Dios.

En el año del jubileo el siervo debía ser libre, él y sus hijos, y debía regresar a su familia. Esto tipifica la redención del servicio al pecado y a Satanás, por la gracia de Dios en Cristo, cuya verdad nos hace libres (Juan 8:32).

The following two tabs change content below.
Rogelio Urbina

Rogelio Urbina

Pastor Iglesia Cristiana Gosén
Rogelio Urbina

Últimas publicaciones de Rogelio Urbina (ver más)


RELATED POST

COMMENTS ARE OFF THIS POST