READING

“Donde hay orden está Dios”

“Donde hay orden está Dios”

Recuerdo que mi maestra de Escuela solía decir esa frase que nunca tuvo sentido sino hasta hace un par de décadas.

La salud mental está relacionada con la posibilidad de reconocer límites, entre otras cosas,  con ellos nos organizamos. El orden de nuestro entorno nos ayuda y provee condiciones saludables para nuestro desarrollo. Por ejemplo, cuando llegamos por primera vez a un lugar desconocido tratamos de identificar cómo están organizadas las cosas con el fin de adaptarnos a ese ambiente lo más rápido posible, aumenta nuestra seguridad y experimentamos cierta libertad para expresarnos. Cuando ese lugar parece no tener una organización reconocible se pone a prueba nuestra capacidad de conducirnos en medio del caos, nuestra salud mental tendrá la tarea de sobresalir en medio de condiciones adversas.

El mundo en sí mismo es un lugar por descubrir y en la actualidad nos ofrece una enorme diversidad de opciones,  con el justificante de personalizar el producto para cada quien. Décadas atrás inició un movimiento mundial que buscaba la especialización de toda producción humana con el fin de mejorar los servicios, satisfaciendo al máximo posible al consumidor. El mensaje implícito dictó que lo importante es el placer particular sobre el todo. Se eliminaron los referentes únicos para multiplicarlos, el comercio se enriqueció y los consumidores aumentaron el hueco del bolsillo y del corazón al darse cuenta que aquello tan especializado no lograba llenar su deseo. Así llegamos a la cultura desechable en la que todo es sustituible, nada es para siempre y al final estamos llenos de basura…

Cuando Dios creó el mundo lo primero que hizo fue separar y crear todo con ciencia con sabiduría, posible de mantenerse por siempre, demarcó límites y ordenó para el deleite de su máxima creación: el ser humano. Fue un acto salido de orden lo que provocó el desequilibrio, traspasar el límite introdujo la muerte en la creación.

El enemigo desde entonces procura traspasar los límites establecidos por el Creador, empujando al caos para debilitar la salud mental del ser humano y poderlo destruir.  Hoy las empresas, las escuelas, la cultura, los gobiernos buscan eliminar diferencias anulando los límites, permitiendo todo, negándole a los más pequeños un mundo ordenado, delimitado, seguro… No en vano en la Palabra de Dios encontramos un “ay” relacionado a esto, que se encuentra en Isaías 5:20: “Ay de los que a lo malo dicen bueno y a lo bueno malo…”

Sabemos que el mundo camina hacia la extinción y solo en Cristo Jesús está  “El Camino, La Verdad y La Vida”. Jesús es nuestro referente que nos organiza, nos da seguridad, nos llena de vida: abundante y eterna.  En Su Palabra se nos han provisto los límites que nos soportan, nos contienen y contornean para una vida victoriosa. No dejemos que el enemigo anule y disipe en medio del caos nuestra existencia.

Celular 8705 4521

Email: psicologiaconpropositocr@gmail.com

The following two tabs change content below.
Vivian Ortiz

Vivian Ortiz

Psicóloga Clínica
Vivian Ortiz

Últimas publicaciones de Vivian Ortiz (ver más)


RELATED POST

COMMENTS ARE OFF THIS POST