4 julio, 2020 6:03 pm
LEYENDO

¿…DÓNDE ESTÁ SARAH?

¿…DÓNDE ESTÁ SARAH?

“Y le dijeron: ¿Dónde está Sarah tu mujer? Y él respondió: Aquí en la tienda. Entonces dijo: De cierto volveré a ti según el tiempo de la vida, y he aquí, que Sara tu mujer tendrá un hijo. Y Sara escuchaba a la puerta de la tienda que estaba detrás de él.” ‭‭ Génesis‬ ‭18:9-10‬

SARAH, como el primer diseño de MADRE de NACIONES.

SARAH, la primera madre del pueblo de Israel, la esposa de Abraham; un gran hombre que tuvo el privilegio de compartir su vida con una gran mujer.

Sarah, una mujer virtuosa. Las Escrituras la describen como mujer de hermoso aspecto, era tan hermosa que, el mismo Abraham temía que lo mataran a causa de su belleza. Los egipcios se sorprendieron de su belleza, e incluso los reyes de la Tierra la querían para ellos, pero más allá de su belleza podemos encontrar en nuestra madre Sarah, las virtudes necesarias para ser la primera madre de todo Israel.

Pues encontramos a una mujer que abandonó su vida en Ur, para ir con su esposo Abraham a encontrar lo que el Padre Eterno le había prometido: “una tierra en la que habitaría su descendencia, como una gran nación”. Con una confianza extrema, pues bien sabía que ella no podía tener hijos, pero su confianza en el Creador del Universo le bastaba para caminar por esa tierra en busca de su herencia.

Sarah es un perfecto ejemplo para las mujeres de una nación, pues creyó y confió en su marido; pues creyó que él había conocido la voz del Creador y no sólo eso; Abraham había caminado con el Dios todopoderoso. Sin dudar hizo de su vida, una extensión del camino de Abraham y siempre estuvo para apoyarlo en cualquier situación.

Sin embargo, antes de que su nombre fuera cambiado, al saber que no podía dar descendencia, otorgó a su esclava Agar para que Abraham tuviera esa descendencia soñada, pues dentro de sí pensaba, que si lo hacía a su manera, lo iba a lograr.

Sarai fue quien entregó a Agar a Abraham. La descendencia de Abraham con Agar, fue voluntad de Sarai, no fue la voluntad de Sarah, ni siquiera fue la voluntad de Abraham. El nombre Sarai traslitera dominante, palabra que proviene del hebreo “Sar”, la cual es una palabra para definir a una persona que es jefe o cabeza de cualquier rango o clase. Que a su vez proviene del hebreo “Sarar”, como raíz primitiva que traslitera tener o dominio. Transitivamente, es ejercer y reflexivamente es conseguir.

Con eso podemos definir dos cosas:
La Primera es que, Sarai tenía la capacidad de ser una gran mujer, muy respetada, de alto rango y clase entre los reinos de las otras naciones y que tenía un dominio para dirigir.

La Segunda es, que esas cualidades mal administradas, fueron las que llevaron a Sarai a entregar a Agar a Abraham, pues ella tomó una posición que no se le había sido asignada.Tomó un papel dominante de jefe y cabeza de su esposo, Abraham.

De ejercer y conseguir a toda costa algo que realmente no estaba en su dominio, que era algo que estaba en manos de YHWH, que le había dicho a Abraham, que él tendría una descendencia numerosa, pero vendría de su propia semilla.

No podía asignar a Eliécer de Damasco, sin embargo Sarai no comprendió que esa semilla tendría que desarrollarse en su útero, no en el de otra mujer.

Ella era el útero elegido para que el hombre elegido pusiera su ADN y traer a esta Tierra la Promesa por medio de esa mujer. Fue tal la actitud de Sarai, que culpó a Abraham de la actitud de Agar en contra de ella. Un árbol de manzanas no da naranjas, así como de un huevo no podemos esperar que salga hielo.

El vientre de Sarah era el vientre designado para la descendencia de Abraham. Ahora, era necesario que esto fuera cambiado en Sarai, por lo tanto, cuando YHWH entrega el pacto de Palabra o BRIT MILAH a Abraham, Sarai debe entrar ahí por medio de su esposo.
Abram, YHWH le cambia el nombre por Abraham, pasando de ser padre excelso, a padre de muchos, de la multitud de los pueblos de la Tierra.

YHWH también le cambia el nombre a Sarai por Sarah, pasando por ser de la señora dominante, a ser mujer noble.
Sarai tuvo que ser circuncidada en su alma para dejar su vieja postura, mandamiento que sería dado después en el pueblo de YHWH.
Sarah, traslitera dama, mujer noble, princesa.

Ella no perdió su estatus ni poder, ella continuó siendo una mujer con capacidad de dirigir, pues Sarah tiene su raíz en la palabra Sar, pero ahora bajo el gobierno de su esposo, sujeta a su señor Abraham, ya Sarah no gobernaba sobre Abraham. La cabeza es el esposo y la esposa se sujeta a él, siempre y cuando ese esposo sea como un Mesías, con la naturaleza de un verdadero hombre como dice la Escritura.

A lo largo de los tiempos, las diferentes religiones han desechado a la mujer, la han apartado como un cero a la izquierda, incluso hasta llamarla inmunda en su estado de menstruación. Teniéndola sólo para tener hijos y trabajar para que mantenga al esposo. La mujer ocupa un papel muy importante para el pueblo de Israel, empezando por el hecho de que la mujer es la “corona de su marido”. Eso, es un estado real, un estado superior, ya que por medio de la mujer vienen las riquezas al hogar.

Una buena mujer, preserva su casa de la mala economía. Y no quiere decir que con esto nos refiramos a que la mujer es la que deba ir a trabajar, y traer las riquezas y sostener al marido, lo que decimos es que la mujer juega un papel súper importante en la sostenibilidad de un hogar; ya que sólo es la mujer la que destruye al marido. Lo hace con su lengua, con sus palabras, pues vemos que la mujer que avergüenza a su marido, trae sobre él como podredumbre a sus huesos. La mala lengua de la mujer es la que trae ruina a su hogar, es una puerta abierta para el mal.

La mujer o esposa, tiene un gran poder en sus palabras, “cuan bendecido es el hombre que encuentra mujer” inamovible y en el bien.
Una mujer llena de La Palabra y del Espíritu Santo de su Creador.
Mujeres como SARAH, que en su vida, fue una ayuda fundamental para el camino del Padre Abraham.

Como Rebeca, que procuró que las bendiciones de Isaac se depositaran en Jacob, y no en Esaú, preservando una buena descendencia.

Lea y Raquel, que desearon que Jacob tuviera una buena descendencia y que nacieran las 12 tribus de Israel.

Las parteras Sifrah y Fuah, que desobedecieron las órdenes de Faraón y que una vez más la simiente de Abraham no se extinguiera.

Jocabed, la madre de Moisés que lo ocultó 3 meses y lo puso en el Nilo para asegurar una redención de la esclavitud de Israel en Egipto.

Mujeres como Tziporah, quien circuncidó a su hijo Gerson, para que Moisés no muriera en el regreso a libertar a Israel de la esclavitud.

Mujeres como María la hermana de Moisés que guiaron a las demás mujeres a cantar, danzar y alabar al Rey del Universo, una vez que cruzaron el Río Jordán.

Mujeres como Rajab la prostituta, que permitió que los espías no murieran en las manos de sus enemigos.

También mujeres como Hadassah, más conocida como Ester. Déborah, la mujer Samaritana, Marta y María, María de Magdala, Ana, Rut la moabita, Abigail, Yael, la viuda de Sarepta, Hulda, Lidia, Loida y Eunice.

María la que prestó su vientre para que el Mesías naciera en esta Tierra de los Vivientes.

El valor de una mujer en el pueblo de Israel es muy grande, es muy estimado, es mucho mayor al de las piedras preciosas, pues de la mujer, del vientre de la mujer, nacen los Cohanim o Sacerdotes, nacen los reyes, nacen los ungidos.Del vientre de una mujer nació el Mesías.

¡Llamar a una mujer inmunda porque está en su periodo de NIDAH o en su periodo menstrual, es sumamente grave! ¡Qué daño nos han hecho las traducciones y las religiones.!

El estado de NIDAH es el estado más sublime de Purificación, pues es el proceso del cuerpo femenino, en el que se desprende el endometrio, que es esa cama o es esa habitación que se forma dentro del útero, para recibir una vida. Al no fecundarse, comienza un periodo de restauración para estar listo de nuevo para la vida en 28 días. Este es un acto sublime de purificación del cuerpo de la mujer, y prepararse nuevamente y recibir un nuevo óvulo que esperará el tiempo necesario en su ciclo y estar dispuesto a formar vida como el designio desde la voz del Creador. Y es por esta razón que no se puede tener relaciones sexuales mientras está en este tiempo.

La mujer es intocable, por la sublime reconstrucción que no admite intervención, profanación, ni manipulación. La vida es sagrada y la preparación del cuerpo de la mujer para el próximo periodo de vida, Sagrada es. No es porque está inmunda ni nada de eso, es porque está volviendo a ser preparada para ese estado de fertilidad para poder dar una descendencia sana al Rey de reyes, la descendencia jurada a nuestro padre Abraham.

En el útero de la mujer sucede el prodigio más grande de la humanidad, es el lugar donde se forma la vida. Es un micro cosmos donde se gestan los humanos. Es un lugar sagrado donde se depositan, el alma y el espíritu humano. Por eso, cuando la mujer casada no reserva su útero y tiene relaciones sexuales por fuera del matrimonio, ella adultera, adultera en sus partes internas, adultera en lo sagrado.

El hombre no adultera, el hombre que se allega a una mujer adúltera, se vuelve adúltero, es por eso el celo de YHWH en la sexualidad de su pueblo, en el vientre de las mujeres y con la semilla de sus hombres. Pero adulterar no sólo es un tema sexual, adulterar es alterar, falsear, el sentido auténtico de una cosa o verdad de un asunto. Eliminar la calidad y la pureza de una cosa añadiéndole algo que le es ajeno o impropio.

Por ejemplo el licor adulterado es una sustancia que ha sido «adulterada» de su fórmula original y trae daño a la persona que lo consuma, pues no está apto. Así mismo la verdad de YHWH en Su Palabra es adulterada por los humanos. Realmente las personas adulteran en forma constante y se a perdido ese norte, tanto es que, se ha generalizado la palabra ADULTERAR.

La mujer es responsable por velar y cuidar su útero, reservarlo para un hombre, ser corona de su esposo, traer bendición con sus palabras, ser la ayuda perfecta y complementaria.
La mujer no ocupa el lugar del hombre. La mujer tiene un designio, las mujeres hijas del pueblo del Altísimo son, quienes traen belleza.
Las mujeres del pueblo del Dios Altísimo son, las hijas del Sumo Sacerdote: “Jesucristo”; aquellas que como Sarah, están destinadas a ser llamadas en este inicio de década: MADRE DE NACIONES!
Y ahora, ¿…DÓNDE ESTÁ SARAH?

The following two tabs change content below.
Roxana Antelo

Roxana Antelo

Ministerios Rey de reyes
Bolivia
Roxana Antelo

Últimas publicaciones de Roxana Antelo (ver más)


Bolivia

COMMENTS ARE OFF THIS POST