Dominio Propio

2P.1:6; 2Ti.1:7; Gá.5:23

El dominio propio es el poder interior por el que podemos mantener bajo control los apetitos sensuales, pasiones, deseos, impulsos, sensaciones, pensamientos, palabras, y acciones, para alcanzar un carácter maduro y propósitos más elevados.

Algunos sinónimos que podemos encontrar son:

·      Continencia: Virtud que modera y refrena las pasiones; abstinencia de los deleites carnales.

·      Templanza: Virtud que induce a refrenar la sensualidad y a usar todo con moderación.

·      Moderación: Virtud que nos mantiene entre los extremos.  Templanza en palabras o acciones.

·      Abstinencia: Virtud que consiste en privarse total o parcialmente de los goces materiales.

·      Sobriedad: Moderado especialmente en el comer o beber.  Que no está borracho.

·      Autocontrol: Capacidad de control sobre sí mismo.

En Tit.1:7,8, al describirse las características de un líder se menciona «dueño de sí mismo», es decir, _autodisciplina_. El significado en el original es «Egkrates»: derivado de dos palabras, “eg” significa  «en» o «con», y “kratos” «dominio, robusto, fuerte, tener poder sobre, refrenado, sostener con mano firme, agarrar, aferrarse a».  KRATOS en el Nuevo Testamento se refiere especialmente al PODER de Dios.

Egkrates puede ser traducida como mente sana o mente equilibrada, es decir, el dominio propio da balance en la vida.  Un ejemplo de mente desequilibrada es temerle al diablo más de lo que se confía en Dios.  El diablo es tan grande como tu ignorancia.

Algunas máximas sobre el dominio propio:

·      «Por el dominio propio nos mantenemos en libertad» (2P.2:18,19).

·      «El autocontrol edifica, la falta de ello auto destruye» (Pr.16:32).

·      «La falta de dominio propio siempre agrava más las cosas» (Pr.25:28).

·      «Con dominio propio lograremos metas más altas que la simple auto gratificación» (1P.2:11).

·      «La falta de dominio propio nos roba los sueños, y lo mejor de nosotros mismos».

·      «Ordenar nuestra vida conforme a la Palabra de Dios es ejercitarnos en el dominio propio».

·      «El dominio propio que tenemos es el mismo de Jesús» (2Ti.1:7; Gá.4:19; He.4:15).

·      «El dominio propio nos da victoria sobre el enemigo» (1P.5:8).

·      «La falta de dominio propio nos impide ser y hacer lo mejor para Dios».

·      «Yo no hago lo que quiero, hago lo que debo».

Las Cosas sobre la que debemos ejercer dominio propio:

·      La lengua (Stg.3:1-12; Sal.39:1).

·      Los pensamientos (Fil.4:8; 2Co.10:5; Ro.8:6; Ro.12:3 con Fil.2:3).

·      El dinero (1Ti.6:9,10).

·      Los temores (Pr.29:25; 2Ti.1:7).

·      Los impulsos o deseos naturales (1Co.7:9; 6:12-20; 10:23,31).

·      Las reacciones ante las circunstancias (Stg.1:3-5; Fil.4:4).

·      Los sentimientos en general (Pr.16:32; Ro.12:21 con Gá.6:1).

2Co.5:17; 2Ti.1:7.  ¡El dominio propio es una capacidad que ya la tenemos!

vigilantesdelacosecha@hotmail.com

The following two tabs change content below.
Rita Sánchez

Rita Sánchez

Pastora General Mana Internacional Alajuela
Rita Sánchez

Últimas publicaciones de Rita Sánchez (ver más)


RELATED POST

COMMENTS ARE OFF THIS POST