Disfutando del reposo

Génesis 2:3. Dios creó la semana de siete días, seis días para producir y uno para descansar. No existe una bendición de trabajo en el día de descanso.

Dios como Pastor nos atrae a través de la palabra que es nuestro alimento. Salmo 95:6-7. Las ovejas confían en su pastor; para calificar como oveja tenemos que oír la palabra y obedecer su voz, solo de ésta manera Jehová es verdaderamente nuestro Pastor. Si eres oveja, Él es tu Pastor, si Él es tu Pastor nada te faltará. Debemos entonces obedecer la orden de descansar.

Salmo 95:8-11. El pueblo no podía entrar en el reposo por estar molestos con Dios. Hay quienes tienen días libres pero no reposan de su afán. Hebreos 4:4-6. Lo que impide que reposemos en Dios es la desobediencia al principio de reposar. Cada vez que se desobedece a Dios lo primero que se pierde es la paz y de ahí la afectación a todas las demás áreas. Hebreos 4:7-9. La promesa del reposo es para el pueblo de Dios. Se trata de vivir en una actitud de reposo causado por la confianza y la obediencia al principio. La actitud correcta del reposo es creer que Dios es nuestro Pastor y que nada nos faltará.

Hay tres actitudes que debemos cambiar para pensar bien con respecto al reposar:

  1. La actitud hacia el trabajo. Hay quienes son adictos al trabajo, la tecnología ha ayudado a que el trabajo esté con nosotros en todo momento. Recordemos que para todo hay tiempo, el regalo del reposo se comprende cuando entendemos el regalo del trabajo, el cual no es una maldición.

Génesis 2:15. Dios creó el trabajo porque nos ama. El trabajo desarrolla nuestra utilidad, entendiendo esto el trabajo se vuelve satisfactorio.

  1. La actitud con respecto al tiempo.

-El tiempo no se puede hacer.

-No podemos ahorrar tiempo.

-Solo podemos gastar el tiempo. No malgastes el tiempo haciendo cosas que no es el tiempo para hacer.

El gastar el tiempo debe llevarnos a ser mejores personas, mejores hijos de Dios. Dios nos presta el tiempo, gastémoslo de manera correcta. Debemos mantener una actitud de agradecimiento por cada segundo de vida que Dios nos da.

Deuteronomio 5:15. Dios quería que su pueblo recordara que ahora pueden descansar porque Él los había librado de su esclavitud.

Una persona esclava no descansa. Hay personas que cada vez que intentan descansar tienen un látigo en sus pensamientos. No somos más esclavos para vivir en esclavitud en ningún área de nuestras vidas.

  1. La actitud hacia Dios. Si Jehová es mi Pastor y yo soy su oveja, Él me alimenta y me da todo lo que necesito, el que no descanse es porque no confía en Dios.

Dios tiene el control de tu vida, no te preocupes más. Cuando pasamos por crisis es cuando más debemos recordar que el control de nuestras vidas lo tiene Dios, Él lo toma cuando nosotros estamos reposando, confiando.

The following two tabs change content below.
Ivan Vindas

Ivan Vindas

Pastor General Iglesia Visión de Impacto
Ivan Vindas

Últimas publicaciones de Ivan Vindas (ver más)


RELATED POST

COMMENTS ARE OFF THIS POST