Cuida tu lengua

Salmo 46:1 Dios es nuestro amparo y nuestra fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones y Salmo 97:1: Dice Jehová reina, regocíjese la tierra.

Palabras recibidas estrenando el año que sonaron en mis oídos, pero los primeros días de servicio compaginó su palabra con el Salmo 97:9, Porque tu Jehová eres excelso sobre toda la tierra.  Consagrando mi año 32 de servicio y tratando de hacer lo mejor para quien me llamo, Jesucristo Rey y Señor.  Mis ojos se abren con tal fuerza, que sentía que se salían de sus orbitas, cuando veo un comentario de personas enredadas en la política “politiqueros”, hablando de siervos que respeto y amo mucho, sin poder controlar mis emociones las lágrimas inundaron mis ojos, no por de quien hablaban sino por quienes hablaban.  Dice el Señor en su Palabra “no toquéis a mis ungidos” y sin control, hay personas sin Cristo que no saben lo que dicen y hacen.  Conozco personas que han expresado palabras contra siervos que han sido quitados de la tierra, y sus últimos días no han sido los mejores.  Si bien; sobre la tierra habemos seres humanos llenos de defectos, tenemos que entender que Dios llama a humanos “no a ángeles” y todo lo terrenal tiene defectos, pero a quien Dios escoge le da una protección especial y una promesa, pelear a su favor.  Mi cuerpo se estremeció de temor porque el mismo Jesús clamo al Padre diciendo: Padre perdónales porque no saben lo que hacen.  Me puse a pensar que después de conocer la palabra y conocer lo que Dios nos ha dado y nos sigue dando, si hoy en pleno siglo XXI viviera Jesús, se le volvería a crucificar por religiosos llamados “raza de víboras”, que conciben pecado por si solos, y con mucho temor tome algunos nombres de esas personas que no escatimaron hablar sin conexión, para seguirlas en las redes y orar porque se cuál es su futuro.  Sé que quien me da cobertura Ministerial es un hombre sujeto a debilidades igual que yo, pero con un llamado distinto, sé que tiene que luchar con muchas debilidades pero es un Ungido  de Jehová y se le debe respeto, sé que es humano pero tiene vestidura Apostólica.  Puesto los ojos en El Señor, pero respetando la autoridad delegada.  Varón, mujer, si no haz de hablar con sabiduría y temor santo, mejor no abras tu boca y mucho menos murmures, eso refleja la envidia tan espantosa que te está matando.  Abraham era un hombre rico y con muchas posesiones y servía al Señor, hoy igual Dios quiere prosperarlos, no llames falso profeta a quien no conoces, no hables sin dirección, no sea que por tu boca mueras.  Haz tu lo que es correcto y deja que los demás hagan lo que creen que es correcto, hablar de esa manera denota falta de Dios falta de entendimiento y falta de educación.  No apuntes a tu propio juicio, puede que necesites luego que alguien te imponga manos en tu lecho de muerte y es posible que de quien hablaste, esa sea la mano que te salve.  DIOS POR FAVOR TEN MISERICORDIA y cubre a tus Siervos, Amen.

Pastora

Cecilia de Caicedo

Ministerio Muralla de Fuego

The following two tabs change content below.
Cecilia de Caicedo

Cecilia de Caicedo

Pastora del Ministerio de Consejería Muralla de Fuego
✆ 8865-5769 / 2257-3668
Cecilia de Caicedo

Últimas publicaciones de Cecilia de Caicedo (ver más)


✆ 8865-5769 / 2257-3668

RELATED POST

COMMENTS ARE OFF THIS POST