Cuando enciendes la luz

Hace pocos días, escuché este mensaje y quiero compartirlo contigo.

“Este es el mensaje que hemos oído de él, y os anunciamos: Dios es luz, y no hay ningunas tinieblas en él. Si decimos que tenemos comunión con él, y andamos en tinieblas, mentimos, y no practicamos la verdad; pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado.” I Juan 1:5-7.

 La Palabra afirma que Dios mismo es luz y que no hay ninguna oscuridad en Él.

“En el principio creó Dios los cielos y la tierra. Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas. Y dijo Dios: Sea la luz; y fue la luz”. Génesis 1:1-3.

En la creación, antes que los árboles, que las flores, que las jirafas y los elefantes, Dios crea la luz. La luz pone de manifiesto todo. Cuando Dios hizo la luz, su poder milagroso y creativo empezó a operar y a manifestarse.

Pero cuando se da la desobediencia del hombre, la humanidad se aparta de Dios, cada uno toma su camino. Nos apartamos de la luz y entramos en las tinieblas. A través de la historia se evidencia como hemos dado vueltas y se han repetido muchos errores en las diferentes generaciones.

Sin embargo, en el plan redentor de Dios, él mismo por amor, retorna la luz de vuelta al mundo a través de su Hijo Jesús. “… Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida”. Juan 8:12.

Con Jesús, la luz se encendió de nuevo. A través de él hubo sanidades, milagros, liberaciones y vida eterna.

Como Dios es luz, y nosotros somos sus hijos… Nos dice: Ahora ustedes son la luz del mundo!  “Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder… Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos”. Mateo 5:14,16. 

Enciende la luz en tu casa, en tu trabajo, orando, dando, compartiendo el evangelio de Jesús. Al hacerlo su poder milagroso fluirá. Dios pide de nosotros que seamos luz, y que genuinamente creamos en Él. Tu eres la luz de Dios hoy, el poder sobrenatural de Dios empieza a obrar cuando se manifiesta la luz.

Aunque ya lo hayas intentado, no te rindas… Si tan solo permites que SU luz entre a tu corazón, serás un portador de esa luz… Y cuando la luz se enciende, Dios obra!

The following two tabs change content below.
Andrea Carballo

Andrea Carballo

Pastora - Terapia de Familia Iglesia Oasis
Andrea Carballo

Últimas publicaciones de Andrea Carballo (ver más)


RELATED POST

COMMENTS ARE OFF THIS POST