Conquistando la vida abundante

(Nm. 33:51-56)

La conquista de Canaán no fue de la noche a la mañana, según los estudiosos, fue  conquistada en 45 años.  El Señor le  dijo al pueblo de Israel  que la conquista conllevaba un proceso y cuando el pueblo fuera multiplicado, tomarían posesión de toda la tierra (Ex 23:29-30).  Esto nos enseña que la conquista del alma tendrá un periodo de larga duración, aunque podremos poseer la tierra cuando hayamos vencido a muchos enemigos que nos causaban daño. Una manera de ver lo que nos espera cuando alcancemos la vida abundante es, analizando lo que esa tierra producía y que serviría para que el pueblo  subsistiera, veamos algunos árboles, frutos y lo que nos enseñan: (Dt.8:8-10)

  • Tierra de Trigo Una de las bendiciones que los padres daban a los hijos era que  Dios les diera abundancia de trigo ( 27:28) y nosotros como hijos de Dios somos partícipes de esta promesa. Esto nos permite ver que cuando entremos a la vida abundante, El Señor nos alimentará material y espiritualmente (Ez. 36:28-29), proveyéndonos generosamente para nuestras necesidades. Cuando Dios se agrada de los que han aprendido a temerle, los sacia de lo mejor del trigo (Sal 147:11-14) y el fruto de nuestro trabajo no será más comida para nuestros enemigos (Is 62.8). El hecho de poseer abundancia de trigo trae alegría a nuestros corazones (Zac.9:17), pero no ser obediente a su voluntad implica no ser sustentados por Dios (Sal.81:11-16)
  • Tierra de Cebada En el A.T. vemos que un hombre trajo al profeta Eliseo veinte panes de cebada para alimentar milagrosamente a cien hombres y aun sobro (2 R. 4 .42.-44) En el N.T El señor multiplicó milagrosamente cinco panes de cebada para alimentar a miles de hombres y todavía sobro ( 6. 9 -13). Esto nos enseña que cuando poseamos la tierra abundante tendremos con nosotros una provisión milagrosa de Dios, que suplirá algunas necesidades  que según nuestra mente nos parecían imposibles de satisfacer y todavía nos sobrará (Fil.4:19).
  • Tierra de Vides Cuando nuestra vida se desarrolla junto a una vid somos fructíferos (15:5-7). De la vid  se extrae el mosto que alegra el corazón de Dios y de los hombres (Jue.9:13) Lo que nos enseña que cuando el Señor nos permita entrar al estado de vida abundante tendremos gozo (Sal.16:11). No importara si estamos pasando tribulación o estamos en victoria (2 Co. 12:10), aprenderemos a alabar a Dios en todo tiempo porque nuestra confianza estará puesta en El. (Ro.15:13)

Continuara…

The following two tabs change content below.
Juan Castillo

Juan Castillo

Apóstol Iglesia Roca de Ayuda
Juan Castillo

Últimas publicaciones de Juan Castillo (ver más)


RELATED POST

COMMENTS ARE OFF THIS POST