11 agosto, 2020 10:17 am

CARÁCTER DE LA PALABRA

La Palabra tiene carácter y personalidad propia, como los genuinos pensamientos del eterno, habitando entre nosotros, La palabra carácter en el diccionario dice que es un “conjunto de rasgos dominantes, condición de las personas”.

La Palabra tiene rasgos dominantes:

ES EL PAN DE VIDA, el verdadero alimento para nuestras almas, es el único alimento que sacia en verdad, y es “el pan nuestro de cada día “que debemos pedir al Padre cada día. “El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy”. Mateo 6:11

ES INMUTABLE, el diccionario dice “no mutable, no cambiante”, la Palabra no cambia, porque “Dios no es hombre para que mienta, ni hijo de hombre para que se arrepienta, Él dijo, ¿y no hará?, Habló, ¿y no ejecutará?” Números 23:19, Vemos pues lo que dice nuestro Señor Jesucristo: “El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán” Mateo 24:35

ES CREATIVA, La Palabra crea, hemos visto en Hebreos 11:3, “Que por la fe entendemos haber sido constituido el Universo por la Palabra de Dios, de modo que lo que se ve, fue hecho de lo que no se veía”.

En Muchas ocasiones Jesús sanó por la Palabra, y un ejemplo claro fue la historia del centurión: “Di la Palabra y mi criado sanará…y su criado fue sanado en aquella misma hora” Mateo8;8-13, “y con la palabra echó fuera a los demonios y sanó a todos los enfermos”, v.16. Y la palabra creativa, ungida del Espíritu de Dios, crea, como al principio de la creación: “En el principio creó Dios los cielos y la tierra y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobe la faz de las aguas y dijo Dios: “Sea la luz, y fue la luz”. Así Dios crea con su Palabra, cuando el Espíritu Santo la unge y crea vida.

TRAE DISCERNIMIENTO, La Palabra trae revelación y discernimiento espiritual a nuestras vidas, como nos muestra Pablo en 1ª Corintios 2:6-10. “Hablamos sabiduría de Dios en misterio, la sabiduría oculta…cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subió en corazón de hombre, son los que Dios ha preparado para los que le aman, pero Dios nos la reveló a nosotros por el Espíritu, porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios”.

La Palabra discernir, significa “distinguir con los sentidos o el entendimiento”, así es el carácter de la Palabra de Dios: “que discierne los pensamientos y las intenciones del corazón y no hay cosa creada que no sea manifiesta en Su presencia; antes bien, todas las cosas están desnudas y abiertas ante los ojos de aquel a quien tenemos que dar cuenta”. Hebreos 4:12b-14. La Palabra la usa el Espíritu para hablar a nuestro corazón y trae a luz los pensamientos y las intenciones de nuestro interior. Porque Dios nos habla hoy por su Palabra.

ES ALGO DESEABLE, David una y otra vez manifiesta el deseo por su Palabra, el Salmo 119 es un extenso ejemplo de su deseo y anhelo por la Palabra, el v.72 “mejor me es la ley de tu boca, que millares de oro y plata”; “La ley de Jehová es perfecta que convierte el alma, el testimonio de Jehová es fiel, que hace sabio al sencillo, los mandamientos de Jehová son rectos, que alegran el corazón, el precepto de Jehová  es puro que alumbra los ojos, el temor de Jehová es limpio, que permanece para siempre, los juicios de Jehová son verdad, todos justos, Deseables son más que el oro, y más que mucho oro afinado, y dulces más que miel, y que la que destila del panal. Tu siervo es además amonestado con ellos en guardarlos hay grande galardón Salmo 19: 7 – 11.

TIENE SU TIEMPO, La Palabra de Dios se mueve en el tiempo y la eternidad, Dios habla a su tiempo, en el tiempo correcto y aceptable de Dios para nosotros, como dice Proverbios 15:23b “la palabra a su tiempo, ¡cuán buena es! “, Dios se mueve en su tiempo “Kairos”, el habita la eternidad, El sabe el momento de la Palabra, El conoce lo que acontece en tu vida y la Palabra es viva y eficaz para discernir lo que hay en tu corazón. Salomón nos dice que: “todo tiene su tiempo y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora….todo lo hizo hermoso en su tiempo, y ha puesto eternidad en el corazón de ellos, sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin….aquello que fue, ya es; y lo que ha de ser, fue ya y Dios restara lo que pasó “ Eclesiastés 3:1,11,15.

ES LA ESPADA DEL ESPIRITU, “La Palabra de Dios es mas cortante que toda espada de dos filos, y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos” Hebreos 4:12, esto significa que la Palabra de Dios es como una espada cortante, penetrante que usa el Espíritu Santo para hacer su obra en nosotros, es como el bisturí del médico que penetra y abre la carne para sanar las zonas con enfermedad y arreglar todo lo malo, así obra la Palabra en nosotros, como dice Apocalipsis 19:11-15 describiéndonos al Cordero “De su boca sale una espada aguda” v.15, con la que juzgará a las naciones. Así la Palabra es como una espada aguda que usa el Espíritu, el Salmo 45 dice : “Ciñe tu espada sobre el muslo, oh valiente, con tu gloria y tu majestad, en tu gloria se prosperado; cabalga sobre palabras de verdad, de humildad y de justicia, tus saetas agudas penetraran en el corazón de los enemigos del rey” v. 3-5.

ATRAE LA FE, “La fe es por el oír, y el oír por la Palabra de Dios”. La Palabra es la semilla de vida que trae la fe al corazón, la fe es infundida en nuestros corazones cuando escuchamos una Palabra ungida de Dios. “Más cerca de ti está la Palabra, en tu boca y en tu corazón. Esta es la Palabra de fe que predicamos, que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo “Romanos 10;17, 8-11. El proceso de salvación es muy sencillo, primero oigo la Palabra (la fe es por el oír), luego la creo (y creyeres en tu corazón) y después la confieso (si confesares con tu boca). Así que el único medio para atraer la fe es la Palabra de Dios, hablada, confesada y creída.

ES LA VERDADJesús es el camino, la verdad y la vida” Juan 14:6. Jesús dijo a los discípulos que habían creído en El: “Si vosotros permaneciereis en mi Palabra, seréis verdaderamente mis discípulos y conoceréis la verdad y la verdad os hará libres” Juan 8:31-32. El proceso de libertad, pasa por permanecer en la Palabra, porque es la verdad la que nos liberta.

The following two tabs change content below.
Silvia de Muratore

Silvia de Muratore

Apóstol Iglesia Nueva Generación
Silvia de Muratore

Últimas publicaciones de Silvia de Muratore (ver más)


COMMENTS ARE OFF THIS POST