Antes de que venga tu bendición…

Regocíjate, oh estéril, la que no daba a luz; levanta canción y da voces de júbilo, la que nunca estuvo de parto; porque más son los hijos de la desamparada que los de la casada, ha dicho Jehová. Ensancha el sitio de tu tienda, y las cortinas de tus habitaciones sean extendidas; no seas escasa; alarga tus cuerdas, y refuerza tus estacas. Porque te extenderás a la mano derecha y a la mano izquierda; y tu descendencia heredará naciones, y habitará las ciudades asoladas.  Isaías 54.1-3

Estos versos contienen unas promesas que también son para nosotros, veámoslas:

  1. Tú fructificaras más que los que has visto prosperar en la vida. (Serán más los hijos de la desamparada que de la casada).
  2. Te extenderás a la derecha y a la izquierda, no solo vas a fructificar sino que también te vas a extender, crecerás, prosperaras.
  3. Tu descendencia heredad naciones. Nuestro alcance será más allá de nuestro tiempo y nuestra cultura. Nuestros hijos llegarán mucho más lejos de lo que nosotros fuimos. En el texto bíblico los padres habían estado exiliados como esclavos en las naciones, pero sus hijos no serían esclavos de las naciones, sería dueños herederos.
  4. Habitará las ciudades desoladas, donde otros no pudieron vivir, donde otros no pudieron prosperar, donde otros no pudieron poner cimiento, nosotros lo haremos.

El pueblo de Dios siempre ha tenido en sus manos el poder para provocar la bendición de Dios, lo que no hemos recibido es lo que no hemos provocado. Este pasaje de Isaías nos enseña en el verso tres algunas claves que debemos aplicar en nuestra vida y que provocarán que lo que el cielo ha diseñado para nosotros se manifiesten en la tierra.

  1. Debemos ensanchar el sitio de nuestra tienda. Antes de que tengas lo que Dios tiene para ti debes de crecer mentalmente para poder creer lo Él te quiere dar. Ensancha tu mente y tu visión. Las cosas serán tan grandes como grande sea tu pensamiento.
  2. Extiende las cortinas de tus habitaciones. Las cortinas de las tiendas separaban los diferentes aposentos de la misma, debemos extender nuestro alcances ministeriales atrevernos a servir a Dios más allá de donde lo hemos hecho hasta hoy.
  3. No seas escasa, no te limites, no pienses en pequeño. Si Dios te dice que hagas más grande lo que tienes, es porque algo más grande viene para ti.
  4. Alarga tus cuerdas, salte de tu metro cuadrado, Dios te ha puesto para bendecir naciones, no solo familias. Usa tus talentos, habilidades y recursos para hacer crecer el Reino de Dios y Dios te honra a ti.
  5. Refuerza tus estacas. Pon fundamentos que puedan resistir el peso de la bendición. Cimienta tu vida sobre la Palabra que Dios te ha dado, esas estacas son sólidas.

discipuloscristo@ice.co.cr

www.discipuloscr.org

The following two tabs change content below.
William Luna

William Luna

Iglesia Cristian Discípulos de Cristo en Siquirres
William Luna

Últimas publicaciones de William Luna (ver más)


RELATED POST

COMMENTS ARE OFF THIS POST