Una historia poderosa en fe

La esposa de Noé, en conmemoración al día internacional de la mujer

  • A pesar de que su nombre no aparece citado en la Biblia, fue de suma importancia. Ella no se dejó llevar por sus sentimientos humanos, pensando que su marido estaba loco al verlo construir el arca.
  • La respuesta a su fidelidad y amor incondicional, fue que Dios la llamó para estar al lado de su marido, siendo una mujer auxiliadora que dentro del arca fue partícipe de la bendición.

 

La esposa de Noé es indudablemente una de las mujeres más importantes en la historia de la Biblia, aunque no haya registro de su nombre. Las veces que ella es mencionada, solo se le conoce como la mujer de Noé (Génesis 6:18; 7:7, 13; 8:16, 18), pero ¿Cómo era ella?, ¿Cómo vivió?

Su mundo fue diferente al actual en muchos aspectos. Las enfermedades eran menos frecuentes, solo unos 1600 años más o menos después de la caída (Génesis 3). Se ha tenido algunos cientos de años más para que se produzca un deterioro en el mundo actual, empezando por las malas mutaciones, los virus y bacterias.

 Aparentemente el hombre promedio en la época de Noé esperaba convertirse en padre después de los 100 años y esperaba vivir más de 900 años. ¿Por cuánto tiempo tendrían que esperar las mujeres como la esposa de él para ser capaces de procrear y parir?

Registros fósiles muestran animales y plantas más grandes en comparación con los mismos tipos que se encuentran en la actualidad.  Por otro lado, no existían problemas de razas porque no habían varias de las que actualmente hay. Todo el mundo hablaba el mismo idioma. Sin embargo, en otros sentidos el mundo de la esposa de Noé fue similar al actual.

Ayudante fiel

Esta gran mujer de Dios en su rol femenino obedeció al Señor  sometiéndose al liderazgo de su esposo. Noé era un hombre justo, que no abusó de su posición ni se corrompió en tiranía. Ella ayudó fielmente a Noé durante ciento veinte años de construcción, más de un año de mantenimiento de los animales (bajo la guianza divina) en una enorme casa flotante, y luego durante cientos de años en el cultivo después del diluvio.

Nadie sin fe habría podido haber hecho lo que ella hizo, ¿Cómo pudo haber apoyado a su marido en la construcción de un gran arca para escapar de una inundación, cuando ella ni siquiera había visto la lluvia? , ¿Cómo podía haber criado a tres hijos con la tortura constante en sus oídos de que se avecinaba la fatalidad?, o ¿Cómo podía haber pisado el arca y dejar casi todo atrás? Solamente con fe.

Ella creyó realmente que Dios podía guardarlos como lo había prometido, fue consciente de que su marido estaba destinado a un servicio especial al Todopoderoso cuando se casó con él. Fue crucial para la esposa de Noé el hecho de que sus ojos tenían que estar fijos en el mundo por venir, después de la inundación.

Vivió y crió a sus hijos durante más de la mitad de su vida en un mundo que sabía que estaba condenado a la destrucción.  Tuvo que enseñar a Sem, Cam y Jafet a vivir diferente a sus amigos y prepararse para la tierra futura. No podía permitir que ella o su familia se apagaran ante las trampas temporales que les rodeaban.

Una mujer de coraje y gracia

¿Qué valor y determinación debe haber tenido ella para sostener su posición solitaria, para hacer frente a la destrucción de todo lo que sabía?, ¿Cuál habría sido la fortaleza espiritual para soportar la hostilidad y la ridiculización? Nada más que coraje de acero podría resistir momentos de desesperación, pero sobre todo, la gracia de Dios debe haberle sido concedida, para estar encerrada con siete personas y cientos de animales por más de un año.

Solo la valentía, poco común, podía enfrentar lo que vio desde las montañas de Ararat, donde el arca quedó ante la transformación total del mundo con sus recordatorios fósiles, de muerte y destrucción. Sin duda, debe haber sido una de las mujeres más grandes que hayan existido. No importa que su nombre no haya sido registrado, ella impactó la historia del mundo para siempre. ¿Cómo lo hizo? Al ser una piadosa esposa y madre.

Estaba casada con un “salvador”, Noé, quien fue usado por Dios para salvar a los creyentes de la muerte física en el diluvio y por lo tanto, a la población del mundo de la extinción. Su hijo mayor Sem fue el antepasado de los judíos. A partir de esta nación vino Jesús, el Creador y Salvador encarnado. Por su muerte en la cruz, dio salvación de la muerte espiritual a todos los creyentes.

Su familia sobrevivió gracias a que andaba con Dios, es decir, a que le obedecía a Él en todo aspecto de su vida. Fue precisamente por la fe que tenían en conjunto que se salvaron. Seguir el ejemplo de la esposa de Noé, también puede significar grandes bendiciones para usted y sus seres queridos. Al igual que ella, usted tiene la posibilidad de andar con el Señor  y disfrutar de su amistad, una amistad que puede durar para siempre y convertirse en el tesoro más preciado de toda su existencia.


RELATED POST

COMMENTS ARE OFF THIS POST