READING

Nueva terminal de contenedores en Moín

Nueva terminal de contenedores en Moín

Prometedor futuro para los limonenses con mega proyecto en la provincia

 

  • La nueva terminal hará que la conectividad marítima supere la de Guatemala, Ecuador, Colombia, Chile, Brasil y Panamá.
  • Durante toda su operación se podrían generar potencialmente 147.000 empleos directos e indirectos en todo el país.

 

Cerca de 150 kilómetros separan a nuestra capital San José de la ciudad de Limón, ubicada en la Costa del Caribe. Los puertos Moín y Limón, son de suma importancia en esta zona. Moín, como muelle bananero y terminal petrolera, situada en el área industrial al noroeste de la provincia y Limón como puerto de contenedores.

 En 1981 estos dos proyectos se habían desarrollado con diferentes objetivos. Pero  en 1991 se produjo el terremoto de Limón, causando estragos en el puerto de Moín y un levantamiento del fondo marino de alrededor de 1.5 metros, afectando la capacidad máxima de las embarcaciones permitidas. Aunque se ejecutó un dragado en 1995, no se logró avanzar más allá de una ampliación de 55 metros en Moín. Posteriormente a esto, en el 2003, entró en servicio la nueva Terminal Multipropósito, conocida como Muelle Taiwanés o puesto 5-6. A pesar de ello, no se logró del todo restablecer las condiciones originales.

La carga de importación que pasa por ambos puertos ha crecido a unos 4.5 millones de toneladas por año, la exportación está alrededor de 4.0 millones de toneladas, para un total de unas 9 millones de toneladas por año de comercio. Esto ha generado el trazo de planes para esta zona, debido a las muchas deficiencias que presenta actualmente, congestiones a raíz del exceso de ocupación de muelles, generando tiempos prolongados de espera para las flotas que desean arribar al puerto.

Como una respuesta a estas situaciones, nace el nuevo proyecto de Terminal para Contenedores en la ciudad de Moín (TCM). La compañía APM Terminals ganó en el 2011 una concesión por 33 años del gobierno de Costa Rica para diseñar, construir, financiar y operar este ambicioso designio. Su costo en todo su esplendor y manejo es de 992 millones de dólares. Sin duda alguna siendo el mayor proyecto de infraestructura de la historia de Costa Rica.

El abultado nivel de inversión de esta empresa en el mega-proyecto refleja el potencial de la economía de Costa Rica, y el papel que la nueva terminal tendrá en el desarrollo del país. Esta iniciativa aspira ayudar a la creciente industria de las exportaciones agrícolas del país, así como también a su activo sector manufacturero.

La primera etapa de construcción del mega-puerto refleja el trabajo de topógrafos y de transportistas de materiales, que poco a poco van dando forma al muelle. La profundidad del canal será de 16 metros y permitirá el ingreso de buques portacontenedores de la categoría panamax, capaces de transportar desde 4.500 hasta 7.500 TEU (aproximadamente 8.500 contenedores).

Nos encontramos a vísperas de una oportunidad magistral de obtener los recursos que cambiarán el escenario limonense. Japdeva cuenta con un Plan Regional de Competitividad para el periodo 2012-2022 que incluye 39 proyectos claves para el desarrollo de la zona. De esos proyectos, 27 son de corte regional, los cuales de considerarse prioritarios, podrían ser financiados con los ingresos del TCM durante la primera década de funcionamiento. La inversión de tales ronda los 184 millones de dólares.

Por otro lado, para que estos beneficios potenciales se vuelvan realidad, será necesario realizar esfuerzos en otras áreas críticas de la competitividad del país como el capital humano, la agilidad en los trámites, los costos de la energía, la mejora de la seguridad ciudadana y educación, la calidad de la infraestructura vial, especialmente la ampliación de la Ruta 32. Aún el turismo de la Limón del futuro próximo dependerá del desarrollo de la industria turística en Costa Rica.

Es evidente que el comercio mundial está creciendo rápidamente, y nuestra nación no debe quedarse atrás después de ser bien valorada por las demás naciones, es nuestra responsabilidad hacer de la nueva terminal de Moín una pieza clave de una economía más fuerte y mejor conectada con el mundo.


RELATED POST

COMMENTS ARE OFF THIS POST