READING

Jesús sigue impactando en el medio oriente

Jesús sigue impactando en el medio oriente

Redes sociales sirven para dar a conocer impactantes testimonios

  • Sacerdote hindú reta a evangelista, él y su familia terminan entregando sus vidas a Jesús a causa de una experiencia sobrenatural.
  • Recientemente, también se dio a conocer el caso de una joven musulmana que decidió convertirse al cristianismo luego de haber leído las Escrituras.

 

El Hinduismo es una de las religiones más antiguas del mundo, sus escritos proceden de 1400 a 1500 años a. C. Es una de las religiones más diversas y complejas, pues tienen millones de dioses. Los hindúes poseen una amplia variedad de creencias centrales, y existen muchas sectas diferentes. Aunque es la tercera religión más grande del mundo, existe principalmente en la India, Nepal y en menor proporción, en algunos de los países vecinos.

El mes anterior se dio a conocer una noticia que muy pronto se hizo viral en redes sociales. Habla sobre la historia de Kosh Dahal, un hombre que fue sacerdote hindú durante 30 años, sin embargo, se convirtió al cristianismo a pesar de haber rechazado los mensajes del evangelio que un joven le predicaba en su negocio propio.

Dahal dudaba que un Dios como Jesús pudiera hacer mucho por él. Creía que si 330 millones de dioses y diosas no habían respondido a sus oraciones, mucho menos lo iba a poder hacer Jesús, a quien desconocía de su existencia. Kosh era un sacerdote hindú de la casta más alta en Nepal, y no quería someterse a un sistema de creencias que percibía como ¨estatus inferior¨.

 “No hay ni habrá ninguna casta más alta que mi casta, no quiero mezclarme con la gente de las castas más bajas” afirmaba el hindú constantemente. Así era como  Dahal rechazaba repetidamente a un evangelista cristiano que se presentaba todos los días para compartir el Evangelio en la clínica veterinaria de Kosh en Katmandú, Nepal. El ex sacerdote rechazó al evangelista cuantas veces quiso, sin embargo este seguía visitándolo para hablarle del amor de Jesús y de la salvación en Él.

“Me molestaba porque yo no quería aceptar a Jesucristo. El siguió yendo a la clínica para hablarme del evangelio, pero yo lo contradecía “, dijo Dahal. “Un día me desafió y yo quería demostrarle que lo que decía era una religión falsa. Así que luego de haberse ido, le dije a Jesús que si en verdad existía, en los próximos 30 días hiciera algo en mí, le dije que me tocara, me cambiara o se manifestara a mi vida”.

Faltaban pocos días y el Señor aún no se manifestaba a Dahal, sin embargo ya para esa tercera semana el poder del Dios único y verdadero finalmente se manifestó a su vida cambiándola por completo. “Este poder es como una corriente de electricidad entró en mí y empezó a correr muy rápido”, recordó Kosh. “Me quedé impactado, cerraba y abría los ojos, tenía mucho miedo. Seguí diciendo: “¿Quién es este? ¿Qué me está pasando? ¿Qué es lo que hay dentro de mí que corre tan rápido? ”

La experiencia que tuvo este hombre que continuamente rechazaba el mensaje de salvación, fue simplemente algo que nunca antes se había encontrado en sus 30 años de adorar a miles de dioses en el panteón hindú. Treinta años orando sin respuesta alguna, mientras que bastaba solamente un corazón dispuesto y 3 semanas para que la petición de Dahal fuera escuchada por el Dios vivo y verdadero.

“Yo estaba desafiando a Jesús”, recorda Kosh. “Jesús me mostró su poder”. Él es realmente el Dios que tiene gran poder. Me di cuenta de que Jesucristo es verdadero “. Después de este encuentro con el Señor, Dahal no pudo refutar más  a Jesús y tuvo que cumplir con la promesa que le hizo al evangelista, que dejaría todo para seguir a su Dios.

Fue tan dramático el cambio en Kosh, que su esposa Shobah, decidió seguir a Jesús también. La fe de la mujer se avivó tanto cuando fue sanada milagrosamente  de un mioma uterino. Finalmente la pareja, con sus tres hijos, abandonaron el sacerdocio hindú y comenzaron a evangelizar a otros. Ha sido tan grande el testimonio que levantó una iglesia en Katmandú. Dejaron sus puestos de trabajo, propiedades y familias para trasladarse a Filipinas donde estudiaron en varios seminarios bíblicos. Estando en ese lugar, han logrado plantar cinco iglesias más.

La musulmana que se convirtió a Cristo después de leer la Biblia

Recientemente a través de los diferentes medios de comunicación,  se ha dado a conocer la historia de una mujer musulmana que se encontraba hospitalizada y tuvo una experiencia espiritual después de leer la Biblia que cambió su vida para siempre. La joven pertenece a una familia adinerada de un país del Cuerno de África. En una ocasión, mientras se encontraba hospitalizada, soñó con un hombre de blanco que se acercaba hacia ella sonriendo y después llorando.

«Tuve un sueño en el que vi a un hombre que estaba sonriendo y llorando al mismo tiempo. De algún manera supe que estaba llorando por mí», dijo la joven. Al contar el sueño a sus familiares, nadie pudo explicarle de qué se trataba. Sin embargo, el líder de la mezquita donde asistía, quien en secreto era un cristiano, le dijo que el sueño era acerca del Mesías y le dio una Biblia.

 «Comencé a leer la Biblia continuamente y poco a poco iba aprendiendo acerca del amor de Jesús por la humanidad. La Palabra de Dios me ha cambiado desde lo más profundo de mi corazón», dijo la muchacha. La mujer mantuvo su fe en secreto, pero un día su familia la encontró su Biblia, entonces su padre se enfureció y la golpeó.

 Días después la obligó a marcharse de la casa, a pesar de su tristeza decidió aferrarse a su nueva fe. «El amor de Cristo tiene más valor para mí, que el amor de mi familia», dijo. Su hermana Zulfa decidió irse con ella, pues también conocía al Señor. De repente, estas jóvenes que siempre habían vivido protegidas por su familia, quedaron desamparadas. No tenían dinero ni casa, se quedaron sin amigos, y por si fuera poco, su familia las odiaba.

Pasaron muchas penurias y grandes dificultades, pero afortunadamente recibieron la ayuda de los cristianos de su alrededor. La mujer mira ahora hacia atrás, aquel tiempo de sufrimiento y dolor diciendo: «La luz de Cristo brilla cada día. Agradezco a Dios por su ayuda».


RELATED POST

COMMENTS ARE OFF THIS POST