READING

¿Licor controla juventud costarricense?

¿Licor controla juventud costarricense?

Según datos del IAFA (Instituto sobre Alcoholismo y Farmacodependencia  los jóvenes inician a temprana edad la ingesta del licor, en las cifras señaladas de iniciación y activación actual del consumo lo lideran los hombres.

El licor aunque es legal después de los dieciocho años, casi ningún joven llega a esa edad sin haberlo probado. Y es que la mayoría de adolescentes tienen un acceso mayor al licor cuando se mueven en ambientes de fiesta de amigos, compañeros y hasta familiares.

Lamentable pero conocido, cuando se abre la puerta para consumir alcohol las posibilidades de que vaya de la mano de alguna droga son muy altas. Por lo general esta bebida utilizada de mala manera, con las personas incorrectas y en ambientes no adecuados puede prestarse para muchas cosas que los jóvenes más adelante podrían arrepentirse.

Se ha dado a conocer muchas situaciones donde en una fiesta, hombres aprovechan para colocar “algo” en la bebida de mujeres para poder llevárselas a un lugar más privado y abusar sexualmente de ellas.

Según el ICD (Instituto Control Drogas) el 90% de las personas que consumieron droga empezaron probando el alcohol y el cigarrillo, para nadie es un secreto que para muchos jóvenes, especialmente los que no tienen a Cristo en su corazón, buscan la diversión donde en este tipo de vicios, conociendo las consecuencias de lo que ello conlleva. Los accidentes en las carreteras por el producto de un consumo excesivo de licor y bajo los efectos de alguna droga van en aumento.

En la mayoría de las ocasiones donde la regla es que si la percepción de que una droga es poco riesgosa, el consumo y la aceptación aumentará por parte de los adolescentes. El riesgo y la adrenalina suben al tope cuando saben que están actuando incorrectamente, tristemente las consecuencias vienen después de las malas acciones.

Muchos padres de familia creen que por decirles a sus hijos que no tomen licor en ambientes y con personas incorrectas, sus hijos les harán caso y ojalá sea así, pero la realidad es otra. Donde los mismos jóvenes van a comprar alcohol en muchos supermercados que no les piden la cédula de identidad, los bares dejando entrar a menores de edad, es como si todo y todos se confabulan para que sea muy fácil que los adolescentes puedan consumir sin ningún temor.

El consumo en Costa Rica por el licor se ha disparado, que la producción nacional no abastece la demanda, el Sistema de Integración de Comercio Exterior registró que desde el 1 de enero hasta el 31 de julio se importaron casi 11 millones de kilos de cerveza y más de 22 millones en otros licores.

Según el Instituto de Alcoholismo y Fármaco Dependencia (IAFA), los colegiales inician el consumo entre los 12,8 años en hombres y los 13 en mujeres. Además, y de acuerdo con el Instituto Costarricense sobre Drogas (ICD), sí existe relación entre drogas lícitas, ilícitas y delincuencia.

¿Aceptar el consumo dentro de mi hogar? Algunos padres de Familia aprueban la ingesta del alcohol dentro de sus hogares, esto con el fin de que el joven experimente esa experiencia en casa y no en lugares incorrectos donde no los pueden supervisar. Por otro lado otros padres creen que no es bueno ni saludable permitir que sus hijos tomen esta sustancia, que sin ningún cuidado y en exceso puede llevar hacer nociva para la salud.

Están demostradas científicamente las serias consecuencias que trae el consumo de licor en un cerebro en pleno desarrollo. Respeto a los padres que dicen ‘enseñar’ a sus hijos a tomar, pero muchos no comparten ese criterio. Otros escogen enseñarles sobre el licor hablando del tema con profundidad, promoviendo la moderación sin necesidad de darles un trago.

Aunque la VI Encuesta sobre consumo de drogas señala que 3 de cada 4 costarricenses no consumen licor en un período de 30 días, la prevención es fundamental.

Lidiar con adolescentes nunca es sencillo, pero no se debe perder la esperanza ante cualquier situación difícil por la que se esté pasando, siempre hay una salida y una solución ante un problema como los anteriormente mencionados.

Se dice que la única arma para combatirlo es la comunicación entre padres e hijos, y si eso es muy importante, pero qué pasa cuando eso tampoco sirve? Ahí es cuando Dios puede hacer un milagro, cuando un padre o una madre doblan sus rodillas para orar por su hijo (a), que sabe que no anda con buenas amistades y no le ve esperanza a que su situación cambie, el Dios Todopoderoso si puede cambiar esa situación, confía en ÉL.

Esta juventud fue, es y será consagrada para utilizar los dones dados por el Altísimo para servirle y extender el reino de Dios, las atracciones del mundo no serán de tropiezo para cumplir el propósito por  el cual Jesucristo levantó un ejército de hombres y mujeres sedientos de Su Palabra. Avanza joven y vuelva tu mirada hacia atrás.


RELATED POST

COMMENTS ARE OFF THIS POST